AT LANGUAGEWORLD

Es la hora de traducir las cuentas anuales de tu empresa

Aunque parezca mentira, ya hace ocho semanas que entramos en el 2020, pero lo que para unos es un comienzo, para otros implica un fin. Este es el caso del año fiscal, que ya acaba, y es hora de ponerse manos a la obra y cerrar las cuentas anuales, también conocidas como estados financieros, estados contables o informes financieros.

¿Por qué debo traducir las cuentas de mi empresa?

  • La globalización traspasa barreras: si tu empresa forma parte de una multinacional o cuenta con filiales en el extranjero, es probable que, además de en español, necesites elaborar tus cuentas anuales en otros idiomas. Un documento tan importante como las cuentas anuales, que se deben presentar a los socios, junta directiva y accionistas, debe estar traducido para que se comprenda en todos los idiomas de nuestros interlocutores. Aunque gran parte de la información contenga números, cabe destacar que cada idioma los expresa de manera distinta.

 

  • Encarga el trabajo a una agencia de traducción: es importante recordar que este tipo de traducciones constituye la imagen de tu empresa, de ahí que sea fundamental garantizar su profesionalidad. En este sentido, el traductor o traductores que se encarguen de ella deberán tener una probada formación y experiencia en traducción financiera y jurídica. Las cuentas anuales son confidenciales, por lo que su traducción debe llevarse a cabo por una empresa de traducción que disponga de un certificado de calidad y que, además, asegure la protección de los datos.

 

  • No esperes a última hora para traducir: elaborar las cuentas anuales es un trabajo tedioso y son varios los documentos que se incluyen en ellas: el balance, la cuenta de pérdidas y ganancias, el patrimonio neto, el estado de flujos de efectivo y la memoria. Del mismo modo que el equipo financiero necesita tiempo para su elaboración, el traductor ha de tener margen suficiente, al trabajar con información tan delicada, para que el resultado final consiga mantener la confianza de la empresa. La persona que lleva a cabo la traducción necesitará algunos días para traducir los documentos y después revisarlos. Así que, como ocurre con casi todo, cuanto más tiempo tenga el traductor o traductora, ¡mejor!

 

En AT Language Solutions llevamos más de 20 años traduciendo cuentas anuales y contamos con traductores especializados en el sector financiero. Además, tenemos la certificación de calidad ISO 9001, que nos permite ofrecer la máxima seguridad en los documentos que nos confían nuestros clientes.

¿Necesitas un presupuesto para tu traducción financiera? ¡Escríbenos!