AT LANGUAGEWORLD

Traducción profesional para el sector inmobiliario

Traducción sector inmobiliario

Cada vez son más las empresas y los particulares que buscan activos inmobiliarios fuera de las fronteras nacionales y es ahí donde surge la traducción como una aliada para el sector inmobiliario. Veamos algunas de las peculiaridades de la traducción en el sector inmobiliario y qué traducciones son las más demandadas.

A raíz del incremento de inversión en propiedades del extranjero, muchas empresas inmobiliarias han empezado a realizar la traducción de toda la información que ponen a disposición de los clientes con el objetivo de facilitar el acceso de clientes potenciales y conseguir un buen posicionamiento en el mercado objetivo.

Tal y como hemos comentado en uno de nuestros posts anteriores, la traducción del sector hotelero requiere una traducción especializada, y en el sector inmobiliario pasa exactamente lo mismo. De la misma manera que existen diferentes tipos de especialización dependiendo del sector, los idiomas a los que se traducen los contenidos en el sector inmobiliario también son muy dispares. Es un sector muy volátil, ya que depende de la demanda y por ello varían las necesidades de idiomas a los que se realizan las traducciones. En España, por ejemplo, el idioma más demandado en el sector inmobiliario, como era de esperar, es el inglés, seguido del alemán y del francés. Otros idiomas como el ruso, el chino o el árabe también son relevantes en el mercado inmobiliario español.

¿Qué traducciones predominan en el sector inmobiliario?

En este sector se ejecutan traducciones de contenidos muy dispares, de tipo corporativo, legal o comercial, entre otros. Veamos algunos ejemplos de contenido que pueden requerir una traducción:

  • Contenido del sitio web: es necesario traducir toda la información que aparezca en la web de la inmobiliaria para que cualquier usuario target disponga de la información en su idioma, e incrementar así la posibilidad de captar su atención y fomentar la compra.
  • Información de los servicios: se debe realizar la traducción de cualquier soporte informativo acerca de la empresa y de su experiencia en el sector.
  • Descripción de los activos inmobiliarios: de la misma manera, se debe traducir la descripción de todas las propiedades inmobiliarias para que el cliente tenga toda la información en su idioma. Si este contenido no está correctamente adaptado, es posible que los clientes busquen otra opción para comprar una propiedad.
  • Anuncios promocionales: la traducción también debe estar presente en cualquier contenido publicitario para lograr captar la atención de potenciales clientes.
  • Documentación legal: es de vital importancia que esta información tenga una traducción óptima al tratarse de documentos relevantes como contratos de venta o arrendamiento, licitaciones, etc.
  • Presentaciones internas a clientes: este tipo de documentos son, en muchas ocasiones, la carta de presentación de una empresa inmobiliaria, con lo que deben estar adaptados a varios idiomas teniendo en cuenta al usuario target.
  • Comunicados de prensa: con el objetivo de aumentar la visibilidad en el mercado, una empresa inmobiliaria debe realizar sus comunicados en varios idiomas.

En tanta variedad de contenidos intervienen modalidades de traducción tan dispares como la interpretación, la traducción jurada o la traducción web, todo bajo requisitos culturales muy específicos. Estas traducciones deben estar realizadas por un traductor profesional para que, por ejemplo, la información de la descripción de los activos consiga convertir posibles clientes en ventas, y pasa lo mismo con la documentación legal, con los contratos, las licitaciones, etc., para generar confianza y seguridad en el cliente.

El traductor, a la hora de realizar la adaptación del contenido a cada uno de los mercados, debe cuidar al máximo la terminología utilizada y tener siempre presente al target, puesto que puede ser un usuario de un nivel adquisitivo medio o de alto standing. Esto implica cuidar la comunicación con el usuario en ambos casos; no obstante, es interesante que en el caso de usuarios de alto standing el traductor conozca las peculiaridades culturales del mercado en lo que se refiere a la venta de productos de lujo y la manera de dirigirse al cliente.

En un sector como el inmobiliario, en el que se trabaja con gran variedad de contenidos legales y de cantidades monetarias, tiene una importancia especial contar con un profesional de la traducción.

Y tú, ¿ya cuentas con un servicio de traducción profesional?