AT LANGUAGEWORLD

Traducción gastronómica: el arte de traducir sabores

traducción gastronómica

El turismo es una de las actividades de mayor peso para la economía mundial, y el motor económico de los países de la Unión Europea. Podemos ver un ejemplo en las cifras de Francia, que recibió cerca de 90 millones de turistas en 2018, o en España, que acogió a casi 83 millones de visitantes extranjeros el pasado año. Si a eso le sumamos que están entre los 5 países con más estrellas Michelin del mundo, queda claro que el turismo gastronómico es un gran reclamo para atraer a turistas y una razón de peso para plantearse la necesidad de traducir todo el contenido que genera el sector de la gastronomía. Hoy vamos a contarte por qué la traducción gastronómica es tan necesaria dentro del sector.

El auge del turismo ha abierto nuevos mercados

El turismo moviliza cada año a millones de personas de un país a otro y eso ha creado una necesidad de traducción turística para hacer sentir a los visitantes como en casa, tanto para ofrecerles una experiencia inmejorable como para conquistar a un público que, sin duda, puede ayudarte a mejorar tus ventas.

Pero, además, este crecimiento de visitantes favorece el auge de nuevos tipos de turismo como el enológico o el gastronómico, con lo que las marcas deben cuidar cada vez más todo el contenido que se genera en este tipo de negocios.

La traducción gastronómica requiere de mucha especialización

Pese a que muchos de los errores que vemos a diario se cometen en la traducción de cartas y menús de restaurantes, las empresas y los profesionales del sector todavía no le dan la importancia que se merece y tampoco dedican los recursos necesarios para adaptar los contenidos. Y es que la traducción gastronómica tiene muchas más dificultades de las que puede parecer en un primer momento; partamos de la base de que cada país tiene una gastronomía y unos platos típicos diferentes. Esto significa que a esas diferencias culinarias debes sumarle las diferencias culturales y las barreras lingüísticas.

Nos encontramos con un sector con muchas terminologías específicas que se alejan del vocabulario de nuestro día a día. Es por ello que la traducción automática debería estar excluida de la traducción gastronómica. Además, gran parte de esta terminología tiene un significado diferente en función de la región o la zona geográfica en la que se aplique y es necesario localizar los contenidos incluso entre los mismos idiomas, como del español de España al de América Latina o del inglés británico al de los Estados Unidos.

Todos los términos usados en cocina forman parte de un vasto y rico glosario y son muy importantes a la hora de leer e interpretar una receta o carta, así que todos los textos deberían ser traducidos por traductores profesionales nativos especialistas en gastronomía.

Mucho más que un proceso de traducción

Cuando se plantea el reto de presentar contenidos culinarios a un público extranjero, debemos tener muy claro que a menudo hay que optar más por una descripción que por una traducción literal. Hay platos que no tienen equivalentes en otros idiomas, pero los traductores especializados son capaces de explicar bien la preparación, la presentación o los ingredientes de la receta.

También es de gran ayuda disponer de un glosario especializado y adaptado al país de destino para poder atajar las diferencias terminológicas entre países y conseguir una traducción fiel al original y adaptada al nuevo idioma.

Hay mucho contenido que debe ser traducido

Seguramente, cuando pensamos en traducción gastronómica, todos pensamos en la traducción de cartas de restaurantes, pero pese a ser uno de los servicios más demandados no es el único. Algunas de las necesidades de traducción que hay en el sector gastronómico y culinario son:

  • Menús y cartas de restaurantes: como hemos comentado, es uno de los servicios más solicitados. Y es que la traducción profesional de las cartas de los restaurantes no necesita una gran inversión económica y es la clave que puede llevar a los clientes extranjeros a probar platos nuevos, experimentar y disfrutar de la gastronomía del lugar.
  • Libros de cocina y recetas: sin duda el material más sensible, ya que, al igual que los manuales técnicos de otras disciplinas, son documentos especializados, complejos y que en ocasiones emplean un lenguaje técnico. Hay que tener muy en cuenta las equivalencias, tanto en terminología como en las unidades de medición propias de cada país.
  • Sitios web: la presencia en Internet es muy importante, pero cuando se decide apostar por una estrategia online hay que asegurarse de hacerlo de manera profesional. Con algo tan importante como la comida, no es recomendable hacer experimentos, así que es mejor tener la web bien traducida a los idiomas de las nacionalidades que más volumen de negocio te aporten. Recuerda que querer abarcar demasiados idiomas puede ser contraproducente y dar como resultado malas traducciones que pueden generar desconfianza entre tus clientes potenciales.
  • Blogs y contenidos de RRSS: igual que con la página web, cuando una empresa decide apostar por un marketing de contenidos en varios idiomas, es necesario hacerlo de manera profesional y centrarte en el idioma nativo de tu público objetivo. Debe primar la calidad antes que la cantidad, ya que los errores de traducción podrían afectar a la reputación online de la marca.

Sin duda, el sector gastronómico tiene por delante grandes retos de traducción. Por un lado, traspasar las diferencias culturales entre países y, por otro, sortear la alta especialización de la terminología culinaria para ofrecer todo el contenido en el idioma de destino, siendo fiel al original.

En AT Language Solutions tenemos más de 20 años de experiencia ayudando a empresas a internacionalizar sus productos y servicios. Podemos ayudarte a traspasar la barrera del idioma y a mejorar tu imagen de cara a tus clientes potenciales extranjeros. Disponemos de un equipo de traductores profesionales nativos especializados en traducción gastronómica que serán capaces de localizar tu marca y tus productos para otros mercados. ¿Quieres que hablemos de algún proyecto? ¡Contacta con nosotros!