AT LANGUAGEWORLD

Estrategia omnicanal y la importancia de traducir su contenido

El mes de agosto ya ha llegado y con él, las deseadas vacaciones. Toca viajar, ir de restaurantes, hacer compras y muchas cosas más. Los preparativos previos a las vacaciones suelen estresar a más de uno, ya que implican la compra de billetes, reserva de hoteles, etc. Todo este proceso es mucho más llevadero gracias a internet y a sus plataformas, como los e-commerce, dispositivos y aplicaciones móviles que dan al cliente la comodidad de acceder a sus necesidades con tan solo un clic. Para llegar a él, las empresas tienen que adaptar la manera de comunicarse y conseguir que todos los canales estén bien integrados para que la experiencia de compra sea satisfactoria. Hoy vamos a explicar qué es una estrategia omnicanal y la importancia de traducir su contenido.

 

¿Qué es la omnicanalidad?

La omnicanalidad es el proceso que une los distintos canales que la empresa usa para comunicarse con los clientes, tanto offline como online, para que la experiencia sea coherente en todos ellos y a la vez el consumidor disponga de las máximas facilidades para acceder a la marca. Por ejemplo, si un consumidor ha comprado un producto a través de la tienda online y lo quiere devolver, no es necesario que lo envíe de vuelta; usando esta estrategia solo tiene que ir a la tienda física más cercana y devolverlo allí.

 

Factores a considerar para el uso de esta estrategia

El objetivo de cualquier empresa es lograr que el cliente obtenga una buena experiencia de compra y que si ocurre algún percance se solucione de la manera más rápida y eficaz posible. La mejor manera de ofrecer todo esto es usando una estrategia omnicanal, ya que se está demostrando que aumenta el ratio de conversión y disminuye la tasa de rebote. Muchas empresas ya la están implementando y están teniendo muy buenos resultados; entre las más conocidas se encuentran Zara, Disney y Starbucks.

¿Qué hay que tener en cuenta para implantar esta estrategia?

Target:

No es lo mismo un joven de 25 años que solo usa su dispositivo móvil que una persona de mayor edad que todavía no está familiarizada con los nuevos dispositivos y prefiere ir a la tienda física.

Canales:

El siguiente paso es investigar a través de qué canales llegan clientes a nuestro negocio para determinar la manera más efectiva de aproximarse a ellos para que la venta sea un éxito.

Tecnología:

Un cliente se encuentra en la página web, pero no está muy convencido y la abandona. Gracias a la tecnología, cuando se encuentre en otro canal le aparecerá aquello que estaba contemplando comprar y puede ser el incentivo para que efectúe la compra. Todo esto es posible gracias a la inteligencia artificial, los algoritmos, la automatización de procesos y más factores que son imprescindibles para unificar procesos y aumentar las ventas.

 

¿Por qué es tan importante traducir el contenido omnicanal?

Ya hemos comentado que para comunicarnos con nuestros clientes primero hay que investigarlos para saber cómo son, de dónde vienen y cómo llegan a nosotros. Si nuestro público viene de diferentes países es lógico pensar que el contenido debe estar dirigido a ellos y hay que traducir todos los canales a sus idiomas para que sea más personalizado. Estos son los canales más habituales que usan las empresas y que deben estar perfectamente traducidos:

  • Página web: esta es la carta de presentación y en la mayoría de casos donde se finaliza la venta. Ya hemos hablado en otros posts de la importancia de tener la página web bien traducida; si se quiere llegar a más clientes, es necesaria su localización.
  • Redes sociales: las empresas usan este canal para atraer al público, ya sea con contenido para animarlo a realizar alguna acción o para comunicarse con él con temas de su interés y generar una relación. De nada sirve que la página web esté bien traducida si el contenido que se sube a este canal no lo está.
  • Publicidad: la publicidad tanto offline como online es la base para atraer a clientes a nuestro negocio. La vemos en todas partes y es gracias a ella que en la mayoría de casos vamos al sitio web o tienda física. El contenido de este canal también debe estar adaptado a todos los idiomas. Por ejemplo, si nuestro cliente se encuentra en Brasil y ve un banner en portugués siempre será más efectivo que si solo está traducido al inglés. La efectividad será aún mayor si usamos procesos de trasncreación (traducción creativa) para hacer unas campañas publicitarias realmente poderosas. Además, si un cliente ve publicidad en su idioma natal y después llega al sitio web que también lo está, la venta está más que asegurada.
  • Newsletters: muchos clientes se suscriben a los boletines para recibir información, novedades o promociones que les sean de interés para volver a comprar. Si el contenido de este mensaje está en su idioma, más probabilidades habrá de que el usuario vuelva a comprar. Para lograrlo, es importante tener la base de datos bien segmentada por distintos países y adaptar el contenido a cada idioma y cultura.

No nos cansaremos de repetir que hoy en día aparecer en internet equivale a estar presente en cualquier lugar del mundo. Para avanzar y expandirse internacionalmente es imprescindible localizar todos los canales que van a trabajar al unísono a todos los idiomas de nuestro target y eso solo se puede dejar en las manos de traductores profesionales nativos, que estén especializados y acreditados, como los de AT Language Solutions.

Además de los más de ocho mil traductores de que disponemos en nuestra cartera, contamos con tecnología que ayuda a las empresas a escoger la mejor solución para su negocio. Si te ha surgido alguna duda, puedes ponerte en contacto con nosotros y contarnos tu caso. Lo estudiaremos y nos pondremos en contacto contigo para asesorarte y ayudarte a encontrar la mejor solución.