3 idiomas difíciles de traducir

3 idiomas difíciles de traducir

En el mundo existen miles de lenguas y entre las más habladas encontramos el chino mandarín, el inglés, el español, el hindi o el árabe. ¿Pero qué dificultad tienen estos idiomas para traducirse? ¡Lo vemos a continuación!

Es inevitable pensar que la dificultad de traducir a uno u otro idioma dependerá de las diferencias gramaticales y de las formas de construir las frases, pero lo que repercute sobre todo son los aspectos culturales. Algunos idiomas son un reto para el traductor.

¿Qué idiomas son difíciles de traducir?

Aunque hay profesionales que identifican de mejor forma los significados, las palabras relacionadas o el sentido de las frases de idiomas concretos, si tratamos este tema a nivel general, vemos cuáles son los idiomas a los que resulta más complicado traducir. Según una encuesta realizada a más de cien traductores profesionales y certificados, se concluye que los siguientes idiomas son algunos de los más difíciles de traducir:

Islandés

Únicamente hablan este idioma unas 300.000 personas en el mundo y se habla en Islandia aunque también podemos escucharlo en Dinamarca o Noruega. El alfabeto de esta lengua consta de 32 letras y se caracteriza por la duración de sus vocales, diptongos y sílabas. Su traducción resulta complicada por su gramática, similar al latín o al griego clásico.

Chino mandarín

Es el idioma más hablado del mundo por número de habitantes. Respecto a su traducción, tiene una gran dificultad porque cuenta con un sistema fonológico en el que se usan diferentes tonos de pronunciación para distinguir fonemas. Además, su complicación también radica en la escritura de sus caracteres, que no son solo letras chinas sino también unidades mínimas de significado que representan cosas y que construyen conceptos al unirse.

Coreano

Para un traductor este idioma resulta especialmente complicado porque utiliza muchos caracteres del mandarín y, por consiguiente, tiene todas las dificultades de este a la hora de traducir. Este idioma se habla en Corea del Norte y Corea del Sur y lo hablan 80 millones de personas. Se trata de un idioma que no tiene ninguna raíz en común con otro idioma, lo que hace que sea muy difícil de identificar. Su rareza reside en que está compuesto por caracteres que representan conceptos, igual que el chino mandarín, además de un alfabeto fónico concreto.

Aunque estos son algunos de los idiomas que más problemas dan a los traductores, tampoco hay que olvidarse del inglés, que es el idioma al que más se traduce en el mundo. Traducir al inglés es especialmente complicado debido a los aspectos culturales que lo pueden modificar; por ejemplo, entre el inglés británico, el americano y el australiano existen diferencias significativas.

En posts anteriores hemos comentado cuáles eran los países en los que se hablan más idiomas, ¿pero conocías los idiomas a los que resulta más complicado traducir?

info

Traduce tu web fácil y rápido, directamente desde el gestor de contenidos CMS que ya utilizas

Tenemos soluciones especificas para todos los CMS. Más información

Los comentarios están cerrados.

Cerrar menú