AT LANGUAGEWORLD

Cómo interpretar un presupuesto de traducción

¿Has pedido varios presupuestos de traducción y no entiendes el desglose de cada una de las agencias de traducción? ¿Tienes la impresión de que eligiendo el servicio con la traducción por palabra más barata acabas pagando más? ¡Menudo lío! Calma, te lo contamos paso a paso. Este artículo despejará todas tus dudas y hará que desentrañar un presupuesto de traducción te resulte mucho más sencillo.

Cómo se elabora un presupuesto de traducción

En un presupuesto de traducción se incluyen todos los servicios que se le prestarán al cliente desglosados en varios conceptos, así como el plazo estimado para completar el proyecto. Aunque lo más habitual es desglosar el servicio en concepto de palabras de traducción, es posible utilizar otros conceptos que respondan mejor a las características del proyecto.

Servicios ofrecidos

Adicionalmente, es posible que, además de la traducción, se deban incluir otros servicios, como, por ejemplo, la revisión, la transcreación, la maquetación o la transcripción. A diferencia de la traducción, servicios de esta índole se contabilizarían, por ejemplo, en horas de trabajo o en minutos de duración del vídeo.

Recargos

Además, un presupuesto puede incluir recargos si las características del proyecto obligan a añadir algún extra para poder lograr la máxima calidad. El más habitual es el de urgencia, para que varios traductores se encarguen a la vez del proyecto y puedan acortarse así los tiempos de entrega. Asimismo, es habitual el de especialización, usado para garantizar que los textos más técnicos se traducen de la forma más precisa posible por traductores especializados en ese campo.

Descuentos

Los descuentos se pueden incluir también en un presupuesto para hacer más atractiva la propuesta a ojos del cliente. No son arbitrarios, sino que obedecen a unos criterios objetivos, como una primera colaboración entre el cliente y AT o un importe considerable. Pueden añadirse como un simple porcentaje o reduciendo la tarifa de algún concepto ya incluido en el presupuesto.

Nuestros presupuestos de traducción

En AT Language Solutions elaboramos nuestros presupuestos de la forma más transparente posible, con conceptos claros que reflejen las necesidades del cliente y cumplan sus expectativas sobre un servicio de calidad. Gracias a los diferentes acuerdos, nuestros clientes disfrutan de las mejores condiciones posibles, especialmente si nuestra colaboración es habitual o usan nuestras soluciones tecnológicas (para, por ejemplo, traducir sus páginas web).

¿Dónde está el truco?

Como indicábamos al inicio de este artículo, hay presupuestos que, si solo tenemos en cuenta la tarifa, a priori pueden parecer muy económicos, pero pueden esconder sobrecostes que cuestionan su idoneidad. Lo más importante es leer bien el presupuesto, ver qué servicios se están ofreciendo exactamente y a qué precio y valorar si responde a nuestras necesidades. En resumen, a la hora de aceptar un presupuesto, además del precio por palabra, hay que valorar:

  • Servicios ofrecidos
  • Conceptos incluidos (desglosados en palabras u otras unidades)
  • Especialización del traductor (en caso de ser necesaria)

En AT Language Solutions nos interesa que nuestros clientes sepan interpretar un presupuesto de traducción para que puedan elegir la agencia de traducción que mejor se adapte a sus necesidades y les ofrezca el mejor servicio para el trabajo solicitado.

¿Quieres un presupuesto de traducción transparente y a medida? ¡Solicítalo sin compromiso aquí!

 

Joan Corrons
Director de Operaciones de AT Language Solutions