TRADUCCIÓN JURÍDICA

La traducción jurídica o traducción legal es la que se aplica a documentos oficiales o privados de carácter legal, como contratos, normativas o sentencias. Estos documentos requieren el uso de una terminología muy técnica que se adecúe al nivel de especialización y, para ello, es imprescindible tener en cuenta los términos específicos y figuras jurídicas.

Nuestra empresa de traducción está especializada en traducción jurídica. Contamos con más de 20 años de experiencia en este ámbito. ¿Hablamos?

 

SOLICITA PRESUPUESTO

Cláusulas legales







¿QUIÉN REALIZA UNA TRADUCCIÓN JURÍDICA?

El traductor jurídico es la figura encargada de realizar este tipo de traducciones especializadas en materia jurídica y legal, textos del ámbito del derecho. Cabe destacar que las traducciones jurídicas no tienen validez oficial (para que así sea, se debería solicitar una traducción jurada).

El traductor jurídico es un traductor nativo especializado en materia jurídica. Es decir, además de ser un profesional de la traducción, debe poseer formación académica en derecho. Puede haber cursado un máster con esta especialización, una carrera universitaria o haber realizado algún curso en esta materia.

RETOS DE LA TRADUCCIÓN JURÍDICA

Tal y como ocurre con la mayoría de las traducciones, la traducción jurídica requiere sustituir el contenido del idioma original en el idioma de destino, dando como resultado un texto completamente nativo.
Además, tal y como hemos visto, la traducción jurídica requiere un perfil de traductor muy concreto con unos conocimientos especializados en derecho de los dos idiomas con los que se traduce.

Por tanto, en la traducción jurídica no solo se requiere ser un buen lingüista sino también contar con conocimientos legales. Cuando se lleva a cabo una traducción jurídica, es de vital importancia tener en cuenta el contexto en el que se enmarca el documento legal original, ya que cada país cuenta con un sistema jurídico único y particular.

¿CUÁNDO NECESITAS UNA TRADUCCIÓN JURÍDICA?

Cualquier documento redactado por un profesional del derecho (abogado, juez, asesor legal, etc.)  requiere una traducción jurídica, así como algunos documentos financieros que contienen conceptos jurídicos
y necesitan ser traducidos por un traductor jurídico y por un traductor financiero.

ALGUNOS EJEMPLOS DE TRADUCCIÓN JURÍDICA
QUE PUEDES NECESITAR:

  • Traducción de pólizas de seguros
  • Traducción de escrituras públicas
  • Traducción de citaciones y demandas
  • Traducción de patentes y marcas comerciales
  • Traducción de contratos
  • Traducción de informes legales
  • Traducción de poderes notariales
  • Traducción de licitaciones y concursos

TRADUCCIÓN JURÍDICA JURADA

En algunos casos, una traducción jurídica debe ser también jurada. La particularidad de la traducción jurídica jurada es que debe ser realizada por un traductor jurídico y posteriormente debe ser revisada, sellada y firmada por un traductor jurado reconocido por el Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación. Una traducción jurada será obligatoria cuando esté destinada a un organismo público oficial como juzgados, ministerios, embajadas o registros mercantiles.

VENTAJAS DE TRABAJAR CON AT LANGUAGE SOLUTIONS

1
Contamos con un área especializada en traducción jurídica, ya que llevamos más de 20 años colaborando con este sector.
2
Contamos con traductores nativos jurídicos profesionales.
3
Traducimos textos jurídicos a todos los idiomas.

Acreditaciones

Asociaciones