AT LANGUAGEWORLD

Traducción SEO: aumenta tu éxito internacional

La traducción SEO es, ni más ni menos, que la traducción de páginas web teniendo en cuenta el posicionamiento en los motores de búsqueda. Primero de todo, debemos tener una web optimizada en el idioma de origen; así partimos de una buena base a la hora de traducir el SEO. La fórmula para el éxito no es mágica, pero casi:

 

Buena traducción web + traducción SEO internacional = comerse el mundo

 

Traducción profesional

Parece obvio, pero todavía hay muchas empresas que traducen su web a través de páginas gratuitas como Google Translate. El resultado es una traducción de mala calidad que, además, nos penaliza a la hora de posicionarnos en buscadores. Por tanto, te aconsejamos que inviertas un poco en generar una traducción de calidad y contrates a una agencia de traducción, que traducirá tanto los contenidos de tu web como el SEO del idioma de destino de forma profesional.

 

Palabras clave en otros idiomas

Antes de empezar a traducir la web, nuestros traductores especializados en marketing digital llevarán a cabo un estudio exhaustivo de las palabras clave del mercado de destino. Es decir, las palabras o expresiones que usan los internautas para buscar contenidos de interés en buscadores. Para ello, se fijarán en el volumen de búsquedas y en el nivel de competencia. En este sentido, podemos encontrarnos que el número de palabras clave puede reducirse o aumentar respecto del idioma de origen. Debemos tener cuenta el mercado al que nos dirigimos, no solo el idioma, ya que las palabras clave en el Reino Unido no tienen por qué coincidir con las del mercado americano. Una vez tengamos las palabras clave definidas, elaboraremos una estrategia SEO previa a la traducción.

 

El proceso de traducción SEO

Teniendo clara la estrategia SEO y las palabras clave, nos ponemos manos a la obra con la traducción. No solo vamos a traducir, sino a colocar estratégicamente las keywords en los textos, en los títulos, en las metadescripciones, en las imágenes, en los enlaces, videos, gráficos, etc. En resumen, no es solo traducir desde el punto de vista lingüístico, sino que se trata de un trabajo laborioso que requiere la mano de un traductor nativo especializado en marketing online y en temas de SEO, capaz de llevar a cabo una traducción de calidad y completamente adaptada al mercado al que nos queremos dirigir.

 

El resultado merece la pena

Aunque el camino es un poco costoso, merece la pena hacerlo, ya que no solo tendremos una web traducida profesionalmente, sino posicionada también a nivel internacional, en el mercado al que queremos llegar. Nuestra comunicación será mucho más eficaz y multiplicaremos exponencialmente nuestras posibilidades de captar clientes sin tener que invertir fortunas en campañas de GoogleAds.

 

¿Quieres internacionalizar tu web y posicionarla en buscadores? ¡Somos tu empresa de traducción! Solicita ahora aquí un presupuesto sin compromiso.