<

Blog

Traducción por Proxy vs plugin de traducción de WordPress (WPML)

WordPress es, posiblemente, el gestor de contenidos más conocido del mundo. Es muy probable que lo hayas probado o hasta hayas creado una web con este CMS (content management system). Si es así, te habrás dado cuenta de que no es un gestor de contenidos multilingüe y que, si quieres disponer de tus contenidos traducidos, requieres o de un servicio de traducción o de un plugin de traducción. Ante esta situación, ¿qué opción debemos escoger para traducir los contenidos web?

La traducción mediante el plugin de WordPress (WPML)

El plugin WPML convierte tu WordPress en un sitio multilingüe, es de pago y la opción más económica cuesta 79 $ aproximadamente. Resulta más económico que tener una herramienta de traducción profesional, pero no cuenta con muchas de las funcionalidades que estas soluciones de traducción ofrecen y que más adelante comentaremos. ¿Qué podemos destacar de este plugin de traducción?

  • Traducción sencilla de cualquier contenido web.
  • SEO para cada uno de los idiomas de tu web, con la instalación de otro plugin, el plugin Yoast SEO.
  • Permite asignar traducciones a otros usuarios, por lo que es ideal para realizar traducciones en equipo.
  • Período de prueba de 30 días, durante los cuales puedes solicitar la devolución del dinero.
  • Licencia para sitios ilimitados, por lo que es idóneo si estás desarrollando más de una web multilingüe.

Resulta óptimo para empresas que no cuenten con un gran presupuesto y no tengan demasiados requisitos de traducción. Si este no es tu caso, opta por la traducción por proxy.

La traducción mediante proxy

PROXY¿Cómo funciona la solución de traducción por proxy?

El sistema de traducción por proxy explora y extrae, automáticamente, todo el texto de tu web para realizar la traducción. El proceso de traducción y revisión puede realizarse a través del proxy de traducción o de forma externa, a través de archivos TMX (translation memory exchange), realizando una exportación del TMX y, una vez se tiene la traducción, se realiza la importación del mismo. La versión traducida del contenido se encuentra en un servidor proxy y sustituye al instante el contenido cuando un usuario accede en otro idioma a la web.

Nuestra solución de traducción por proxy es para cualquier tipo de web y es ideal para webs dinámicas que generan contenido constantemente. Cuenta con diferentes planes, en función de las funcionalidades que ofrecen y todos dirigidos tanto a empresas como a agencias de comunicación.

¿Qué ofrece?

  • Herramienta de traducción integrada, mediante la que podrás traducir o revisar todos los contenidos online.
  • Gestión de memorias de traducción. Nuestra herramienta de traducción permite importar y exportar memorias de traducción. Son archivos de traducciones ya realizadas para facilitar la reutilización de traducciones, ahorrando en costes de traducción y evitando duplicidades, puesto que los segmentos que estén en la memoria se traducirán automáticamente al importarla a la aplicación.
  • No se trata de un plugin de traducción, por lo que el proceso de traducción es mucho más rápido y sencillo, eliminando del proceso el envío de los textos para su traducción, la espera del presupuesto y la posterior subida de los textos traducidos al CMS.
  • Visualización del contenido traducido. A medida que se realiza la traducción de los textos, vemos en una doble pantalla el contenido original y el traducido, tal y como quedaría en el front de la web.
  • Detección de textos nuevos, gracias a la que se irán traduciendo al instante todos los contenidos nuevos de manera automática.
  • SEO friendly. Se traducen todas las keywords y metatags y se genera una URL para cada versión traducida, de manera que tus contenidos traducidos mantengan el mismo posicionamiento en buscadores que los originales.
  • Filtros de traducción, a través de los que podrás decidir tú mismo si quieres traducir o no determinados contenidos de tu web.
  • Gestión de imágenes y vídeos. El usuario sube, junto a las imágenes o vídeos originales de su web, una versión traducida añadiendo el sufijo del idioma en el nombre del archivo (por ejemplo, para el inglés podría ser “imagen_eng”). De esta manera, la aplicación automáticamente mostrará la imagen correcta en su correspondiente versión de traducción.

Todo esto mediante una interfaz sencilla e intuitiva que facilita una excelente experiencia de usuario, con el objetivo de que tú mismo puedas traducir tu web sin necesidad de instalaciones y sin ningún intermediario.

Y a ti, ¿qué solución se te adapta mejor?