¿Qué saber al crear una web multidioma?

¿Qué saber al crear una web multidioma?

La traducción de páginas web es esencial para cualquier empresa que tenga una visión de expansión de negocio a otros mercados, pero antes de tener una web multidioma hay que valorar y estudiar ciertos aspectos para no caer en errores de traducción y producir malas experiencias a los usuarios.

¿Qué debemos tener en cuenta para lanzar una web en varios idiomas?

1. No traduzcas automáticamente el contenido

El principal objetivo es que el contenido de la web lo entienda cualquier usuario y, por lo tanto, debe estar en el idioma correcto, bien traducido y adaptado en función de los requisitos lingüísticos y culturales. Un claro ejemplo es el caso de la nomenclatura que se utiliza en castellano para hacer referencia al documento de identidad, NIF/NIE, y la forma que se utiliza en otros países para hacer referencia al VAT number. El hecho de realizar una traducción automática de NIF/NIE puede dar como resultado una traducción que los usuarios no entiendan.

El usuario, rápidamente, detecta la traducción automática y es entonces cuando la percepción de este hacia la profesionalidad de la empresa y la calidad de sus productos y servicios se ve perjudicada.

2. Evita la publicación de contenido mal traducido

Si tienes alguna página en la web que todavía no se ha traducido o que se ha traducido parcialmente, evita hacer pública esa página. Publica el contenido solo cuando se haya realizado la traducción definitiva y se haya revisado la traducción. De esta manera, evitarás que el usuario entre en la web y vea el contenido mezclado en varios idiomas o malas traducciones que provoquen su confusión, una mala experiencia y propicien una posible fuga del usuario.

3. Ten en cuenta el SEO

Antes de realizar la traducción ten muy en cuenta que debes realizar esta acción. La traducción del contenido no sirve si no se traducen las keywords, las descriptions y las etiquetas meta para lograr un buen posicionamiento internacional en buscadores.

Para ello, debes contar con profesionales de traducción que realicen una traducción adecuada de las palabras clave, teniendo en cuenta cómo pueden realizar las búsquedas de tu marca, producto o servicio tus usuarios target.

4. Traduce los atributos “alt” y “title” de las imágenes

Siguiendo la misma idea del punto anterior, para optimizar el SEO de tu web debes traducir todos los atributos “alt” y “title” de cualquier imagen que subas a la web.

5. Optimiza la etiqueta “hreflang”

Google tiene muy en cuenta a nivel SEO la etiqueta “hreflang”. Es por esto que, en cada una de las páginas del sitio web, debemos incluirla y enlazarla, mediante un hipervínculo, al resto de versiones idiomáticas. Imaginemos que hemos publicado nuestro sitio en español e inglés; en la versión en español deberemos colocar un enlace a la versión inglesa y viceversa.

6. No te olvides de las redirecciones

La variable del idioma hará que tengamos que reestructurar la arquitectura web. Es probable que tengas que cambiar la localización del contenido que anteriormente estaba en un directorio raíz e incorporarlo dentro de una carpeta, es decir pasar de “www.sitioweb.com/contenido” a “sitioweb.com/ES/contenido”.

En definitiva, si quieres realizar la traducción de tu web ponte en la piel de tu usuario target y adapta el contenido. Para ello, cuenta con un servicio de traducción profesional, ¡confía en AT Language Solutions!

info

Traduce tu web fácil y rápido, directamente desde el gestor de contenidos CMS que ya utilizas

Tenemos soluciones especificas para todos los CMS. Más información
Cerrar menú