AT LANGUAGEWORLD

Por qué no debes usar un traductor automático gratuito en tu negocio

Vivimos en la era de las nuevas tecnologías y, gracias a ellas, los internautas podemos disfrutar de infinitas ventajas a diario, como, por ejemplo, poder llegar a todo el mundo sin necesidad de moverse, lo que ha tenido una gran repercusión en los últimos años. Las empresas han mejorado sus negocios adaptándolos a la era digital y ofreciendo portales para todo el público internacional. La traducción ha ayudado a hacer esto posible, ya que cualquier empresa que quiera expandirse internacionalmente debe tener su página web traducida a varios idiomas, pero hay que tener cuidado: esta tarea no se puede dejar en manos de cualquiera. Según un estudio realizado por Hexagone, tener errores de traducción en tu e-commerce puede ocasionar una pérdida de hasta el 15% de las ventas. ¿Cuál es el secreto para tener tu página web traducida y perfecta para tu público? ¿Por qué no debes usar un traductor automático gratuito en tu negocio para traducir tus contenidos? Te lo explicamos en el post de hoy.

 

La traducción literal no es una buena aliada

El primer nombre que se nos viene a la cabeza cuando hablamos de traducción automática es Google Translate, seguido de cerca por DeepL, otro de los más populares. Millones de personas visitan cada día estas dos plataformas, ya que ofrecen múltiples combinaciones de idiomas de manera inmediata. Acceder a ellas para traducir el contenido de nuestro negocio no es buena idea, ya que suelen hacer uso de la traducción literal de los términos introducidos y pueden jugar malas pasadas cuando esta no se adapta al contexto de lo que queremos transmitir. Hay que recordar que la página web de nuestro negocio es la imagen que se refleja al público y que todo lo que se muestre en ella puede tener connotaciones positivas o negativas según la calidad de la traducción.

 

Las máquinas ayudan, pero no hacen todo el trabajo

Uno de los problemas de los traductores online es que ignoran la sinonimia y escogen la traducción sin tener en cuenta el contexto del contenido. La traducción neuronal, presente desde hace algunos años, es capaz de asociar términos que tengan más de un significado, según la demanda del sector y de la empresa. Todo este proceso se consigue con la integración de millones de datos en el sistema y con la ayuda de un lingüista que revise constantemente que el motor escoja el término adecuado. La tecnología y el factor humano trabajan juntos complementándose, y, para obtener una traducción de buena calidad, es necesario la combinación de ambos. Un traductor online nunca va a aportar esta solución porque solo hace uso de la tecnología.

 

La transcreación aporta valor añadido

La cultura es esencial en cualquier país. Son muchos los valores y las tradiciones que se traspasan de generación en generación y solo pueden adaptarse a otro idioma a través de la transcreación. Según el contenido de nuestra marca y del idioma al que vaya traducido, hay que ajustar la traducción para que transmita el mismo mensaje, pero adecuado a la cultura de destino. Para obtener estos resultados, el trabajo debe realizarlo un traductor especializado que entienda los valores y la misión de la marca y sepa transmitirlos a otro idioma de la misma manera que lo haría en el idioma original. Un traductor online gratuito nunca podrá asumir ese rol ni nos facilitará una traducción de ese nivel.

 

Si quieres obtener los mejores resultados de traducción para tu página web, déjalo en manos de una agencia de traducción. Nuestro objetivo es conseguir resultados de alta calidad gracias a la combinación de nuestro equipo humano y nuestra tecnología propia. ¡Escríbenos y cuéntanos tus necesidades! Te asesoraremos, sin ningún tipo de compromiso, sobre la mejor solución para tu caso.