AT LANGUAGEWORLD

Por qué no debes usar Google Translate

Google translate

Al tener al alcance los smartphones e Internet, recurrimos a la opción más sencilla de todas: un traductor en línea y, más concretamente, Google Translate, el más conocido por todos.

Este traductor se creó en 2006 y, desde entonces, es una de las herramientas más populares de Google. La plataforma, a la que acceden más de 200 millones de personas al día, cuenta con una capacidad de traducción de 103 idiomas.

A pesar de que cuenta con una precisión cada vez mayor en idiomas como el inglés y el castellano, ya que son las lenguas más habladas del mundo, no se puede asegurar que traduzca con exactitud y de manera fiable ningún idioma. Además, lenguas como el euskera o algunas con menos población de parlantes es aún más difícil encontrar traducciones que se ajusten a la realidad.

¿Qué inconvenientes tiene Google Translate?

Al ser un traductor online, es decir, una máquina, está preparada para traducir de forma robótica y mecánica. En otras palabras, está preparada para traducir, pero no para interpretar.

Este es uno de los principales inconvenientes que tiene un traductor en línea como Google Traductor frente a la traducción realizada por un profesional del sector. ¿Qué otros inconvenientes presenta? Te los contamos:

  • La traducción nunca será perfecta: aunque un texto traducido por un traductor online llegue a un nivel de precisión elevado, a día de hoy, no puede alcanzar el nivel de traducción que te ofrece un traductor profesional.
  • Incongruencias en la gramática: como ya se ha mencionado, el robot traduce de forma mecánica, sin darle sentido a la frase. Un traductor no solo traduce, también interpreta el significado del texto general consiguiendo darle sentido.
  • Expresiones y lenguaje coloquial: al igual que un traductor online no da sentido a la frase, tampoco está preparado para conocer la cultura del idioma y poder interpretar ciertas expresiones coloquiales o figurativas.

En resumen, al pasar de un idioma a otro, el traductor, sin conocimientos interpretativos ni culturales sobre el idioma, será capaz de traducir palabra a palabra, sin llegar a darle un valor final al todo. Por contra, es el traductor profesional quien tiene la capacidad de conseguir una traducción 100% precisa, sin incongruencias gramaticales y con un sentido completo del texto.

Por este motivo, si lo que necesitas es una traducción correcta, sin errores gramaticales y con sentido, ¿por qué no apuestas por un profesional? En AT Language Solutions somos especialistas en traducción e interpretación, ¿conoces ya nuestros servicios y profesionales?