AT LANGUAGEWORLD

La traducción en el sector audiovisual

Cuando pensamos en traducción audiovisual, probablemente nos asalta el recuerdo de nuestras series o películas favoritas, especialmente las que nos han acompañado durante años en las horas de máxima audiencia. Pero a nivel empresarial el formato vídeo está ganando relevancia, no solo a nivel publicitario, sino también en el entorno de vídeos de presentación corporativos y formatos ágiles para redes sociales, donde los contenidos virales son cada vez más visuales. ¿Cómo se traduce un spot publicitario, un videotutorial o un clip para Instagram para conseguir el mismo impacto en otro idioma?

Aunque al hablar de traducción audiovisual solemos pensar inmediatamente en doblaje o subtitulación, este tipo de traducción se amplía a otros productos audiovisuales. Algunas de las aplicaciones que destaca la Asociación de Traducción y Adaptación Audiovisual de España (ATRAE) son las siguientes:

  • Traducción de guiones, audioguías, cursos de e-learning y videojuegos
  • Traducción de subtítulos
  • Subtitulación para personas con discapacidad auditiva
  • Audiodescripción para personas con discapacidad visual
  • Transcripcción de documentales, películas, series y vídeos promocionales

Esta es una variante a caballo entre la traducción y la interpretación y tiene ciertas particularidades que la hacen muy específica. Veamos, a través de las dos vertientes más conocidas, por qué este tipo de traducción aporta tanto valor a tus vídeos corporativos:

Subtitulación

El arte de subtitular no es fácil. Igual que con todos los demás subtipos de traducción audiovisual, el traductor debe tener acceso al material audiovisual, no solo a la transcripción. Con este material, podrá refinar su traducción con la información adicional que le da el tono de voz, la cadencia, el volumen, etc.

Las imágenes dan al traductor el marco para trabajar mejor los subtítulos, teniendo en cuenta los planos y la velocidad de la secuencia, ya que debe asegurarse de que hay tiempo suficiente para que los subtítulos sean legibles. Adicionalmente, el traductor podrá priorizar la elección de sinónimos más cortos cuando sea posible, ya que, para el espectador, los subtítulos deben ser una ayuda y no una molestia.

Cabe recordar que añadir subtítulos a tus vídeos corporativos no solo te ayudará a llegar a más público al poder compartirlos en redes sociales, sino que, además, subiéndolos a YouTube mejorarás el posicionamiento de tu material audiovisual, ya que los subtítulos también se indexan.

La traducción de guiones

El traductor es el primero que trabajará un guion que más tarde pasará por producción, dirección y finalmente llegará a los actores de doblaje o los locutores que harán la superposición de voz a tu vídeo empresarial. En materiales corporativos, el voiceover es muy común, ya que no es habitual rodar con sonido directo. Al tener que usar un guion incluso para la voz en off en nuestro propio idioma, ¿por qué no aprovechar para traducirlo también a otros idiomas?

Además de tener en cuenta la fidelidad del texto en sí, hay que tener presente que la longitud de las frases en todos los idiomas debe adaptarse al movimiento en pantalla, con un ritmo similar para que no haya descuadres.

Si se trata de un spot publicitario, la mayor dificultad probablemente será no perder ninguna referencia cultural para que el anuncio tenga el mismo impacto. En muchas ocasiones los elementos visuales son más relevantes en el caso de la publicidad, pero si el lenguaje incluye juegos de palabras y es importante para el impacto de la comunicación, puede ser más recomendable pedir un servicio de transcreación.

En cualquier caso, es importante que, sea cual sea el material audiovisual que necesites traducir para que tu empresa tenga un enfoque más internacional, lo dejes en manos de profesionales. En AT Language Solutions hemos trabajado en múltiples proyectos de traducción audiovisual, además de ser expertos en transcreación publicitaria. Si tienes necesidades de traducción audiovisual, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.