AT LANGUAGEWORLD

La traducción de documentos: ¿cómo se realiza?

Traducción documento

La traducción no es el simple hecho de trasladar el texto original a un idioma de destino, sino que requiere de pasos previos y posteriores. El proceso de traducción puede variar en función del contenido o el traductor pero, ¿cuál es el proceso para la traducción de documentos?

  1. Lectura del documento

Con el objetivo de realizar un presupuesto acorde con las necesidades de traducción, nuestros gestores de proyecto, una vez les llega el texto a traducir, revisan el contenido para conocer la temática de este y ver si se trata de un texto especializado.

  1. Valoración, realización y aceptación del presupuesto

Una vez valorado el texto, se realiza el presupuesto en función de los idiomas de destino, de si se trata de un documento con contenido especializado o de si se trata de una traducción jurada, entre otros aspectos. Una vez realizado y aceptado el presupuesto, empieza el proceso de traducción.

  1. Asignación del documento a un traductor

Una vez aceptado el presupuesto, nuestros gestores asignan a un traductor, la traducción del documento. Este proceso se hace desde el conocimiento del idioma destino y de la especialidad, para así efectuar una traducción de máxima calidad.

  1. Proceso de traducción

Previo al propio proceso de traducción, el traductor realiza una lectura y un análisis profundo del documento para conocer su temática, entender el contenido y su contexto. Además, si el traductor tiene dudas sobre el contenido (términos muy técnicos, por ejemplo), debe preguntarlas para entender todo correctamente y realizar una traducción lo más fiel posible al documento original.

En este momento,  una vez comprendido con exactitud el texto original, se realiza la propia traducción del documento a través de nuestra herramienta TAO (Traducción Asistida por Ordenador), siempre respetando glosarios de términos, si los hay, o cualquier otra sugerencia por parte del cliente.

  1. Dejar reposar la traducción

Una de nuestras prácticas es que, una vez traducido el documento, el traductor deje de lado la traducción y al cabo de un tiempo prudencial vuelva a leerla para comprobar que tiene sentido y que se entiende al completo el texto en el idioma de destino. Desconectar la mente de la traducción que se acaba de realizar es muy importante, ya que permite volver a retomarla con la mente abierta.

  1. Revisión la traducción

¡No nos olvidemos de la revisión! Es el momento de pulir lo traducido, revisar por parte de un segundo traductor posibles errores gramaticales y de terminología, así como volver a asegurarse de que el documento cobra sentido una vez traducido al idioma destino. El hecho de que se realice la revisión por parte de otra persona, hace que esta no esté influenciada por el proceso de la traducción y pueda tener una visión más global.

  1. Documento traducido

Una vez finalizada la traducción, se avisa al cliente de que su documento ha sido traducido y puede descargárselo a través de nuestra plataforma de traducción.

En AT Language Solutions, trabajamos para que nuestros profesionales realicen siempre las traducciones con la máxima calidad.