ATLSWORLD

La mejor guía de 2023 para traducir tu aplicación móvil

Traduccion app

¿Traducir aplicación móvil…? Hablamos sobre ello. Tanto la traducción de aplicaciones móviles como la traducción de aplicaciones web son cada vez más necesarias, ya que el uso de los dispositivos móviles se ha disparado. La web y las aplicaciones móviles son las fuentes más utilizadas de interacción con el consumidor por la mayoría de las empresas. Por lo tanto, es esencial entender los diferentes retos de la localización de ambas, con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario y una primera impresión con “efecto WOW” para conquistar con éxito nuevos mercados internacionales.

Para empezar, es importante tener en cuenta que no solo se trata de traducir el texto de la app a otro idioma, también debemos asegurarnos de que la app funcione correctamente en otra cultura y en otra lengua, para lo cual se necesita cambiar la interfaz del usuario y el diseño de la app adaptándolos a ese país al que se dirige.

Hay varios pasos que es necesario seguir para traducir una aplicación móvil con éxito. Primero, debes decidir a qué idiomas la vas a traducir según tu mercado objetivo y el público al que te quieres dirigir. Debes decantarte por los idiomas que realmente hable de forma materna el público al que te diriges. No utilices el inglés y el francés como “comodín” para todos los mercados, hay que ir más allá y adaptar el idioma y el dialecto a cada mercado.  

A continuación, te presentamos una guía completa de cómo traducir apps para distintos sistemas operativos y no morir en el intento.

Empecemos por el principio: diferencias entre traducción y localización

La localización y la traducción son términos que a menudo llevan a confusión. Pueden parecer similares, pero hay diferencias entre traducción y localización, evidentes entre ambos conceptos: aspectos culturales, funcionales y técnicos. Mientras que la traducción se basa en trasladar el contenido de un texto de una lengua a otra, la localización va más allá e implica una dimensión cultural, pues consiste en adaptar un producto o servicio a un mercado específico, es decir, prioriza la cultura de cada país.

La localización supone adaptar gráficos, lemas, formatos, colores, etc., por lo que se ha de analizar la presentación de la aplicación y reestructurarla de manera íntegra. Por ejemplo, una aplicación diseñada en Francia y destinada al público francófono tendría dificultades para encajar en China. Se debería traducir y adaptar el formato, los gráficos y los mensajes a culturas diferentes para que el resultado fuera el esperado.

En el proceso de internacionalización, la localización de aplicaciones es un aspecto importante. Adecuar los contenidos al mercado de destino puede tener un fuerte impacto en el número de descargas y suscripciones.

Traducir aplicaciones iPhone: una guía para expandir tu negocio

Si quieres poder llegar a más gente, pero, sobre todo, a más público objetivo, debes realizar la traducción en las apps para el sistema operativo iOS, ya que, según datos ofrecidos en agosto de 2022, Android constituye el 71,54 % de los smartphones a nivel mundial, mientras que Apple supone el 27,81 %. Por lo tanto, es un porcentaje nada desdeñable de posibles clientes.

Diferentes opciones de traducción de tu app iOS

  • Traducción automática gratuita: como sabes, existen muchas herramientas en línea que te permiten traducir tu app de manera automática, como puede ser Google Translator o DeepL. Se trata de herramientas fáciles de utilizar, pero es importante que tengas en cuenta que la calidad de la traducción será deficiente. De hecho, son herramientas muy convenientes para utilizar a nivel personal, para la comprensión de textos, pero muy poco apropiadas para ser utilizadas a nivel profesional, dado que pueden dañar tu imagen de marca por una mala traducción.
  • Traducción profesional: si quieres asegurarte de que la traducción de tu app sea de calidad, recomendamos que contrates a una empresa de servicios de traducción. De esta forma, te aseguras de que el resultado será una traducción profesional y con la calidad esperada.
  • Utiliza la función de localización de Xcode: si estás desarrollando tu app en Xcode, puedes utilizar la función de localización para traducir tu app a otros idiomas. Esta función admite especificar distintos archivos de recursos para cada idioma, lo que te permite tener una aplicación que se adapte a cada idioma de forma automática.
  • Sube tu aplicación a la App Store: cuando ya hayas traducido tu app al idioma del país al que quieras llegar, debes subirla a la App Store. Asegúrate de seleccionar el idioma correcto y de facilitar una descripción en el idioma del país al que quieres llegar.

Idiomas disponibles para traducir tus apps

Los idiomas más comunes a los que se suelen traducir las apps móviles son: español, inglés, italiano, alemán, chino (simplificado y tradicional), portugués, coreano, japonés, árabe y ruso. Ten en cuenta que la disponibilidad de idiomas puede variar según la plataforma móvil que utilices para hacer uso de la app y las herramientas de desarrollo que emplees.

Si estás desarrollando una app para iOS, puedes utilizar su sistema de internacionalización para traducir la app a varios idiomas. El sistema te permite separar el texto y los recursos de tu aplicación del código, lo que ayuda a la traducción de la aplicación a diferentes idiomas.

Si estás desarrollando una app para Android, puedes utilizar la herramienta de recursos de internacionalización de Android para traducir tu app a diferentes idiomas. Esta herramienta te permite crear archivos de recursos específicos para diferentes idiomas y regiones, y utilizarlo en tu código para mostrar el texto en el idioma correcto según la configuración del dispositivo.

Hay que tener presente que no todas las palabras y frases se pueden traducir literalmente y algunas veces el sentido puede variar según el contexto, por lo que la opción más recomendable siempre será contar con un servicio de traducción profesional con experiencia en la traducción de aplicaciones móviles.

Cómo elegir el idioma adecuado para traducir tus aplicaciones

Hay diferentes factores que hay que tener en cuenta a la hora de elegir el idioma adecuado para traducir tu app:

  • Público objetivo: ¿a qué países o regiones va dirigida tu app? ¿Qué rango de edad consume tu contenido para utilizar un tono lingüístico u otro? Estas son preguntas clave que debes hacerte para que esté mejor posicionada y geolocalizada.
  • Presupuesto: antes de escoger los idiomas para traducir, debes tener en cuenta que la traducción es un servicio que no suele ser barato, por lo que tendrás que ver de cuánto presupuesto dispones para decidir a cuántos idiomas puedes traducir.
  • Competencia: ¿qué idiomas está utilizando la competencia para traducir su app? Si tu competencia traduce su app a un idioma específico, fuera de los más comunes, deberías plantearte que ese idioma también puede ser beneficioso para tu aplicación.
  • Recursos: si tienes los recursos disponibles para ir manteniendo y actualizando la traducción en varios idiomas, seguramente acabes considerando traducirlo a más lenguas. Pero ojo, más idiomas no implica necesariamente que llegues a más público objetivo. Debes tener siempre en cuenta qué idiomas hablan las personas a las que quieres vender tu app.

Una vez analizados estos factores, puedes hacer una lista de idiomas que priorizar y elegir cuáles poner primero en la lista para traducir tu aplicación. Ten en cuenta que no existe una solución única, así que tendrás que evaluar los beneficios y los costes de traducir tu app a cada idioma en concreto.

Conviértete en un experto en la traducción de aplicaciones móviles: tips y herramientas

La traducción de una app móvil puede ser un gran desafío, ya que se trata de un espacio muy limitado en comparación con la traducción de documentos. Sin embargo, existen algunas herramientas y técnicas que pueden ayudarte a convertirte en un experto de este campo.

  1. Utiliza un software para traducir aplicaciones móviles, que conectará tu GIT directamente con nuestros traductores, por lo que pasará a formar parte de tu proceso de desarrollo de aplicaciones de forma no intrusiva. La gran ventaja reside en que permite automatizar la traducción de literales facilitando la integración con los procedimientos y herramientas de desarrollo. Así, se consigue minimizar los errores de manipulación y se facilita la implantación de metodologías “agile” de desarrollo de software. Podemos trabajar con cualquier tipo de formato i18n: XML, JSON, XLIFF, PROPERTIES, etc.
  2. Confirma que tus archivos estén bien estructurados para que las herramientas de gestión de traducción funcionen correctamente. Es importante que los archivos de tu app estén bien etiquetados. Utiliza un formato de archivo de localización (como XLIFF o Android XML) que pueda ser fácilmente procesado por las herramientas utilizadas.
  3. Fíjate en las limitaciones de espacio. La pantalla de un dispositivo móvil es un espacio acotado, por lo que debes tener cuidado al traducir los textos, pues pueden aparecer incompletos si el contenido es demasiado extenso. Es imprescindible que te asegures de que los textos traducidos se ajustan a la perfección a la app en todos los idiomas.
  4. Utiliza un lenguaje natural y coloquial. Los usuarios de dispositivos móviles buscan una interfaz que sea sencilla de utilizar y una experiencia intuitiva. Sumas puntos si utilizas un lenguaje natural y coloquial en tus traducciones para que los usuarios se sientan cómodos al interactuar con tu aplicación.
  5. Contrata una empresa de traducción: debería ir en el punto número 1. No solo es importante traducir el contenido, sino localizarlo. Hay que tener en cuenta también el mercado de destino para adaptarla a ese público concreto. La adaptación cultural y técnica es un proceso exhaustivo que solo pueden llevar a cabo traductores nativos con amplia experiencia en la traducción de aplicaciones móviles.
  6. Prueba, error, prueba, error. Es la forma de asegurarse de que todo funciona correctamente. Una vez que hayas terminado de traducir tu app, haz pruebas y confirma que todo funciona adecuadamente. Prueba tu app en diferentes dispositivos y sistemas operativos para asegurarte de que no hay errores de formato.

Cómo analizar el rendimiento de tu aplicación en diferentes idiomas y regiones

El análisis del rendimiento de tu app es algo que hay que tener muy en cuenta a la hora de traducirla. De esta forma, podrás obtener una visión completa de cómo está encajando tu app dentro de cada mercado y en los diferentes idiomas y regiones. Algunas de las estrategias clave son:

  • Utiliza encuestas de usuarios: una buena manera de obtener feedback de los usuariossobre el rendimiento de tu app en diferentes idiomas y regiones es enviando encuestas a tu audiencia. De esta forma, podrás recopilar comentarios y valoraciones detalladas sobre la experiencia de usuario, y conseguirás detectar las áreas en las que puedes mejorar.
  • Utiliza las reseñas de la app: las reseñas de las apps en Google Play o App Store te pueden proporcionar una información muy valiosa sobre el rendimiento de tu app en los diferentes idiomas o regiones. Por otro lado, es importante leer las reseñas que dejan los usuarios y responder a sus preguntas, sugerencias o problemas.
  • Utiliza un servicio de análisis de datos: hay diferentes servicios en línea que te dan la opción de rastrear y analizar el uso que se le da a tu app, incluyendo (GA4) Google Analytics 4. Esta plataforma te permite observar datos como la cantidad de usuarios activos, la tasa de retención, el tiempo de uso, etc., además de poder ver estadísticas especificas en idiomas concretos y regiones determinadas.
  • Emplea herramientas de análisis de rendimiento: puedes utilizar herramientas que te ayuden a medir el rendimiento de tu app en tiempo real, como pueden ser el CPU, la memoria y el almacenamiento para, así, poder detectar posibles problemas según el idioma o la región.

Existen varias consideraciones legales y políticas que debes tener en cuenta al desarrollar y distribuir una app en diferentes mercados. Estas consideraciones pueden variar dependiendo del país o región en el que se distribuya la aplicación.

  1. Censura y restricciones de contenido: muchos países tienen leyes y regulaciones que restringen el contenido que puede ser mostrado en una aplicación. Por ejemplo, algunos países pueden prohibir contenido que sea considerado inapropiado, como la violencia, la desnudez o el contenido político controvertido. Asegúrate de investigar las regulaciones y leyes del país o región en el que se distribuirá tu app para constatar que no violas ninguna ley o regulación.
  2. Idiomas soportados: si tu app está destinada a ser utilizada en un país o región específica, es importante que garantices que estará disponible en el idioma predominante de esa área. Es recomendable incluir varios idiomas para llegar a un público más amplio.
  3. Moneda y precios: si tu app no va a ser una app gratuita, asegúrate de establecer los precios de la app en la moneda apropiada y de incluir los impuestos y las tasas correspondientes para cada país o región.
  4. Protección de datos: muchos países tienen leyes y regulaciones muy específicas sobre la protección de datos personales de los usuarios. Tómate tu tiempo para averiguar cuáles son dichas regulaciones y cumplir con ellas para proteger la privacidad de tu audiencia.
  5. Propiedad intelectual: revisa bien que la app no infrinja ninguna ley de propiedad intelectual, como imágenes, música y otros materiales utilizados. Todo debe estar debidamente autorizado y respetando los derechos de autor.

¿Qué te ofrecemos en ATLS?

¿Tienes una app para traducir? Nuestro AT-GIT traduce tanto aplicaciones web como aplicaciones nativas de iOS y de Android. En nuestros servicios incluimos:

  • Traducción y adaptación de la interfaz de usuario (menús, cadenas de texto, mensajes de error, cuadros de diálogo, mensajes de estado, etc.).
  • Traducción de los archivos de recursos (.xml), gráficos e imágenes.
  • Traducción completa de la web de la aplicación.
  • Traducción de la documentación online (archivos de ayuda, archivos Léame, etc.).
  • Traducción de la documentación técnica (guía rápida, manuales de usuario, manuales de instalación, guía de configuración, preguntas frecuentes, etc.).
  • Traducción de la documentación de marketing y material publicitario (banners, vídeos de promoción, folletos, contenido en redes sociales, etc.).
  • Traducción de la documentación comercial y jurídica (contratos de licencia, acuerdos, etc.).

Para tener éxito en el mercado global, una aplicación móvil debe hablar el idioma del país de destino. Esto significa localizar textos, mensajes, contenido, imágenes, vídeos, divisa, colores, maquetación de la aplicación, fechas, horas, números, sitios web de los productos, archivos de ayuda, descripción general de la aplicación móvil, capturas de pantalla para teléfonos y tablets y un largo etcétera.

En definitiva, el proceso de localización de aplicaciones móviles es algo más complicado de lo que parece a simple vista, y las empresas desarrolladoras deben prestar cada vez más atención a este aspecto a la hora de lanzar sus productos a mercados internacionales. Por eso es importante contar con una empresa de traducción con sólida experiencia en la localización de aplicaciones. En ATLS contamos con una amplia experiencia traduciendo apps de grandes y medianas empresas.

¿Cuándo empezamos a traducir tu app? ¡ESCRÍBENOS!

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments