Cómo usar “hreflang” para webs multilingües

Cómo usar “hreflang” para webs multilingües

 

Al lanzar un sitio web en múltiples idiomas debemos tomar algunas medidas y consideraciones para que Google comprenda correctamente la estructura interna de la web. Esto permitirá, entre otras cosas, que el sitio web se posicione mejor, y también que el usuario encuentre más fácilmente la versión de nuestro sitio web en su idioma.

“Hreflang”: etiquetas válidas para Google y Yandex

Lo primero que debemos tener claro es que Google es capaz, en gran medida, de entender en qué idioma está escrito nuestro sitio web. A pesar de esto, hay situaciones en las que necesita ayuda. Para ello, se decidió usar las etiquetas “hreflang”, que se deben colocar en la cabecera del sitio web, dentro de la etiqueta “head”. Este método de etiquetaje del idioma es válido también para Yandex, el buscador más usado en Rusia.

El sistema es simple: en cada una de las páginas de nuestro sitio web debemos colocar una etiqueta donde se enlaza mediante un hipervínculo al resto de versiones de ese contenido, en distintos idiomas. Imaginemos que hemos publicado nuestro sitio en español e inglés. En la versión en español deberemos colocar un enlace a la versión inglesa, y viceversa. La sintaxis sería la siguiente:

En la versión en español:
link rel=”alternate” hreflang=”es” href=”http://www.ejemplo.com/en/”

En la versión en inglés:
link rel=”alternate” hreflang=”en” href=”http://www.ejemplo.com/es/”

Para que el marcaje del idioma de la página sea correcto y Google lo entienda correctamente, debemos usar la nomenclatura ISO 639-1. Además del código de idioma, podemos combinar con la codificación de país, indicando a Google que se trata de una versión en inglés para, por ejemplo, Estados Unidos, con un “en-US”. Para ello usaremos la ISO 3166.

Idiomas por defecto

Si queremos etiquetar una página de nuestro sitio como versión alternativa por defecto para todos aquellos idiomas en los que no tenemos una traducción, podemos usar la etiqueta “x-default”. Por ejemplo:

link rel=”alternate” hreflang=”en” href=”http://www.ejemplo.com/en/”
link rel=”alternate” hreflang=”es” href=”http://www.ejemplo.com/es/”
link rel=”alternate” hreflang=”x-default” href=”http://www.ejemplo.com/ ”

¿Qué conseguimos con este etiquetado?

Mayor visibilidad en buscadores: Google priorizará cada versión de idioma dependiendo del idioma del usuario que realiza la búsqueda y su ubicación. Así, un usuario inglés encontrará antes la versión en inglés de nuestra web.

Aumentará la ratio de clics en los resultados de búsquedas: si ofrecemos a los usuarios un resultado de búsqueda en su idioma, es más probable que captemos su atención.

Evitaremos duplicidades de contenido: si tenemos una versión de nuestra web en inglés para Estados Unidos y otra distinta para Inglaterra, Google entenderá que se trata de versiones alternativas del contenido y no detectará estos contenidos como duplicados (algo que podría penalizar nuestro posicionamiento).

En definitiva, estos son los pasos para que Google pueda encontrar y posicionar mejor todas las versiones traducidas de una web.

info

Traduce tu web fácil y rápido, directamente desde el gestor de contenidos CMS que ya utilizas

Tenemos soluciones especificas para todos los CMS. Más información
Cerrar menú