AT LANGUAGEWORLD

Errores de traducción que pueden dañar la imagen de tu marca

errores traducción

Ya llevamos varios días de confinamiento y aunque la situación ha ido empeorando y es más grave de lo que pensábamos, seguimos luchando, quedándonos en casa y haciendo todo lo posible para que los negocios sigan funcionando. Algunos lo hacen desde casa por medio del teletrabajo y otros, en cambio, deben cumplir con sus puestos de trabajo de manera presencial. Gracias a Internet, estamos en contacto continuo y la información está disponible al momento, pero esto también puede acarrearnos muchos problemas si no prestamos atención a los detalles. Durante estos últimos días hemos sido testigos de muchos errores de traducción o faltas de ortografía en comunicados importantes. Toda la información que se publica debe estar siempre revisada por profesionales y se debe minimizar el uso de traductores automáticos para evitar este tipo de errores que provocan una mancha en nuestra imagen de marca. Hoy vamos a mencionar algunos ejemplos de grandes marcas que, por no revisar sus mensajes a tiempo, cometieron grandes errores que tuvieron que enmendar a posteriori.

Empresas que no confiaron en una buena empresa de traducción

  1. ¿Quieres chuparte los dedos o comértelos?

Todos conocemos la marca KFC, sus ofertas de packs de pollo y su eslogan “Para chuparse los dedos”, campaña que se ha visto afectada debido al coronavirus y a las múltiples quejas que han puesto los usuarios. Esta campaña no es el único altibajo que ha tenido, ya que cuando la lanzaron en China tuvieron muchos problemas debido a una mala traducción de la frase original “finger lickin’ good” y que se tradujo al chino como “Cómase los dedos”. Esta traducción causó mucha aversión hacia la marca, lo que se tradujo en grandes pérdidas en las ventas.

 

  1. No es lo mismo volar en asientos de cuero que volar en cueros

Esto es lo que le pasó a la compañía estadounidense American Airlines cuando lanzó una campaña para destacar los asientos de cuero en sus aviones. El eslogan de la campaña en inglés era “Fly in leather”, pero cuando se tradujo al español, el mensaje fue “Vuela en cueros”. Para los hispanohablantes, la expresión “en cueros” significa “ir desnudo”, así que prácticamente estaban incitando a los pasajeros a que viajaran desnudos en sus aerolíneas. Un clásico error de traducción literal.

 

  1. Parker Pen y su embarazosa traducción

Puede que esta marca no fuera muy conocida, pero después de esta terrible traducción, no le faltó tiempo para ser el blanco de los medios. El producto que promocionaban era una pluma que no dejaba mancha y su mensaje era claro: “It won’t leak in your pocket and embarrass you” que significa “No te avergonzará ni manchará tu bolsillo”, pero que se tradujo como “No goteará en tu bolsillo, ni te dejará embarazada”. Es una lástima que el equipo de marketing de la empresa dedicara tiempo y esfuerzo en pensar una frase impactante para el público y que, por una pésima traducción, repercutiera de forma tan negativa en la imagen de la marca.

 

  1. ¿Te apetece un Big Mac? ¿O un Gran Proxeneta?

Sacar un nuevo producto al mercado requiere la implicación de muchos departamentos. Se necesita un estudio previo de mercado para conocer las necesidades de los consumidores, un equipo que se encargue de llevar a cabo el funcionamiento del producto, la logística, el precio… y, por último, un nombre que enganche. Este es el caso de la gran multinacional McDonald’s, que no cayó en la cuenta de que su famoso Big Mac en francés tenía la traducción de “Gros Mec”, es decir, “Gran Proxeneta”. Las ventas en Francia de esta hamburguesa no fueron para nada las esperadas y, por si todo esto fuera poco, McDonald’s perdió los derechos de esta hamburguesa ante una cadena irlandesa llamada Supermac’s.

 

  1. Mango y las pulseras esclavas

Estos errores no solo se dan a nivel internacional, pues en España también tenemos otros casos. Hace años, Mango sacó a la venta una línea de pulseras, que llamó “esclava”, un término que en español está aceptado en el sector de la joyería como un tipo de pulsera. En el mercado francés no existe esta tipología y no tardaron mucho en hacérselo saber a través de las redes sociales. Mango pidió disculpas públicamente y enmendó su error. Finalmente, tradujeron la línea de complementos como “tressé”, que significa “trenzado”.

 

Cuida tus traducciones y triunfarás

Esto son solo algunos ejemplos de marcas que, por no cuidar bien sus traducciones y acudir a traductores automáticos gratuitos, vieron cómo sus ventas bajaban y, a la vez, se ridiculizaba su imagen. El contenido que muestras a tus clientes dice mucho de tu empresa y, por eso, debes cuidar los detalles al máximo, si no quieres que tus beneficios se vean afectados.

De los errores se aprende. Todas estas empresas pidieron disculpas públicamente y consiguieron remontar la situación. No obstante, seguro que ese momento marcó un hito y desde entonces confían sus campañas a una agencia de traducción profesional. En AT Language Solutions sabemos que estáis pasando por unos momentos muy difíciles y que la información se debe comunicar con la máxima premura, pero tened cuidado, ya que el más mínimo error puede dañar la imagen de empresa. ¡Confía siempre en lingüistas profesionales!