AT LANGUAGEWORLD

Entrevista a Disraeli Mateo, CIO de AT Language Solutions

Disraeli Mateo

Tras la marcha de Jaume Clot, después de 23 años en el cargo, Disraeli Mateo ha asumido recientemente sus funciones de CIO en AT Language Solutions. No cabe ninguna duda de que Disraeli hará un gran trabajo, ya que es una persona muy motivada, trabajadora, exigente y con mucho sentido del humor. ¡La combinación perfecta para triunfar en cualquier ámbito! Conozcámoslo un poco más a través de esta entrevista.

Llevas aproximadamente 1 mes en AT, ¿cómo estás viviendo la experiencia?

Con intensidad y muchas ganas de avanzar.

¿Qué es lo que te motivó a aceptar este puesto?

La combinación de un gran reto, enriquecimiento profesional y la posibilidad de generar impacto real para hacer crecer este proyecto.

¿En qué sectores has trabajado?

Servicios medioambientales y tecnología para las ciudades inteligentes y la automoción.

¿Conocías previamente el mundo de la traducción?

Obviamente conocía su presencia, pero ignoraba la magnitud y relevancia de la tecnología dentro del sector.

Explícanos en qué consiste exactamente tu trabajo.

Sintetizando, guiar a un equipo de grandes profesionales de IT para prestar los mejores servicios y desarrollar los productos más destacados del sector de la traducción.

¿Cómo ves AT a nivel tecnológico?

Bien posicionada y preparada para seguir mejorando.

¿Qué destacarías de AT Language Solutions?

La clara orientación para perseguir y conseguir la satisfacción del cliente.

¿Qué objetivos te has planteado conseguir en tu departamento?

Las líneas de trabajo se van a centrar en mejorar la resiliencia de la empresa, optimizar los procesos departamentales, unificar y homogeneizar soluciones, y transformar la tecnología que las soporta. Aunque esto no es algo inmediato, los esfuerzos estarán enfocados en esta dirección.

Como profesional, ¿qué es lo que más te apasiona a nivel tecnológico?

Personalmente me interesa la tecnología como vehículo del progreso y herramienta para mejorar la calidad de vida. También como afición; un fin en sí misma. Mi enfoque profesional es más pragmático y en la ecuación entra la obtención de ventajas competitivas, eficiencia y, en consecuencia, un retorno.

Alguna curiosidad sin ser indiscretos. Déjanos pinceladas interesantes de tu vida personal. ¿Qué es lo que más te gusta hacer en tu tiempo libre?

Veo mucho cine, sigo la actualidad de la industria con interés e incluso trato de escaparme a algún festival. Me gusta aprender sobre prácticamente cualquier cosa. A menudo la curiosidad me lleva a investigar (“nivel usuario”) sobre temas interesantes dentro de disciplinas dispares como la física, neuropsicología, astronomía, eventos históricos, evolución de algún sector industrial, orígenes de ciertas empresas o personalidades y, por supuesto, tecnología. No obstante, reitero que lo hago a nivel superficial. Como curiosidad, tengo varias “manías” (como las de cualquiera, nada importante): no veo películas del género “drama”, solo tengo camisas blancas (de vestir) y siempre llevo dos relojes.

 

Radiografía exprés de Disraeli Mateo

  • Pregunta obligada, ¿de dónde procede tu nombre?
    Disraeli es el apellido de una personalidad relevante del siglo XIX, Benjamín Disraeli, político, escritor y primer ministro del Reino Unido en dos ocasiones. Aunque sin ningún tipo de vinculación con el personaje, viene de ahí.
  • ¿Recuerdas qué querías ser de mayor?
    Astronauta (y lo sigo queriendo ser).
  • Te concedemos el deseo de viajar donde quieras, ¿dónde te irías?
    A la luna (me has dicho “donde quiera”).
  • Un libro que no faltaría en tu maleta.
    Dune, de Frank Herbert.
  • Un plato de comida del que nunca te cansas.
    Chuletón de buey a la brasa.
  • Tu serie favorita.
    Lost. 
  • Una película que te haya dejado huella.
    Podría decirte “mil” y “ninguna”, pero una bastante significativa para mí sería Blade Runner, de Ridley Scott.
  • Adoras…
    A mis perros (durante el día).
  • No soportas…
    A mis perros (durante la noche).