AT LANGUAGEWORLD

Cómo traducir una página web (y no morir en el intento)

Como traducir una página web

Cuando tomas la decisión de internacionalizar tu negocio y abrirte al mundo, surge una pregunta inevitable: ¿Cómo traducir una página web? Lo más habitual es buscar respuestas a través de internet, pero muchas veces acaban surgiendo muchas más dudas, por ejemplo:

• ¿Copio los contenidos de una página web en Word y los envío a traducir en este formato?
• ¿Exporto los archivos XLIFF?
• ¿O es mejor utilizar algún software de traducción especializado en páginas web?
• ¿Cómo solicito un presupuesto de traducción?
• ¿Cómo se cuentan las palabras de un sitio web?
• ¿Deben traducirse todos los contenidos del blog?
• ¿Cada vez que añada contenido nuevo a la web, debo enviarlo a traducir y maquetarlo?
En definitiva, no encuentras una respuesta clara de cómo traducir una página web.

Cómo NO traducir una página web

Empecemos por las opciones que debes descartar rápidamente.

Traducción gratuita

Todos conocemos Google Translate o DeepL, traductores automáticos gratuitos. La tentación de usarlos es muy grande, ya que solo debes copiar y pegar el contenido, escoger el idioma a traducir y voilà, tu contenido traducido en segundos.

Seguro que ya conoces el refrán de que “lo barato sale caro”. Y este es, sin duda, el mejor ejemplo, ya que este tipo de traducciones te pueden traer más problemas que beneficios.

Al ser un traductor online, es decir, una máquina, está preparada para traducir de forma literal, pero no para interpretar y mucho menos para localizar el contenido (luego veremos qué significa este concepto exactamente).
Aunque un texto traducido por un traductor automático gratuito sea aceptable para uso personal o para comprensión de un texto en otro idioma, a día de hoy no puede alcanzar ni remotamente el nivel de traducción que ofrece una traducción humana profesional.

Una mala traducción de Google Translate puede, en el mejor de los casos, derivar en un meme gracioso que pone a prueba nuestra fe en la ortografía. Pero, bromas aparte, el precio por tener una web mal traducida es demasiado alto, ya que una mala traducción simplemente alejará automáticamente a tus clientes potenciales de tu web. Todos queremos leer contenidos en nuestra lengua materna, pero cuando detectamos errores gramaticales, inevitablemente desconfiamos de la empresa y de los productos o servicios que ofrece.

Cómo traducir una página web de forma profesional

Después de haber visto lo que no debe hacerse, vamos a ver cómo traducir una página web de forma profesional, sin errores y totalmente adaptada al mercado de destino. Es, precisamente, en este punto cuando hablaremos de localización.

La localización de una página web empieza por una adaptación de sus contenidos, es decir, una traducción que toma en cuenta los usos y costumbres del mercado objetivo. Se habla de adaptación cuando se tienen en cuenta las tradiciones, los valores, las creencias y otras singularidades del país de destino.

El grado de adaptación de los contenidos varía en función del idioma. Por ejemplo, la cultura española se parece mucho menos a la cultura china que a la cultura italiana. Sin embargo, e independientemente de la profundidad de esa brecha cultural, la adaptación de los contenidos es imprescindible para crear un clima de confianza con el público objetivo.

El proceso de localización de los contenidos lo tiene que llevar a cabo un traductor nativo del país al que queremos llegar. Él conoce mejor que nadie la cultura y las especificidades del país objetivo y sabrá cómo situarte lo más cerca posible de tus futuros clientes.

Teniendo en cuenta la importancia del proceso de localización (que solo pueden llevar a cabo traductores nativos profesionales), veamos a continuación los diferentes métodos de traducción profesional.

El usuario decide el contenido a traducir de la web

El usuario decide qué contenidos traducir y cuándo enviarlos a traducir. Es un método muy recomendable para webs sencillas, con pocas páginas y contenidos más o menos estáticos. Este método suele ser más rentable y el usuario tiene gran control sobre el contenido que se traduce y su publicación en la web.

La mayoría de estos métodos trabajan sobre los gestores de contenidos (CMS), que son muy comunes entre las empresas. En AT Language Solutions disponemos de conectores nativos para CMS y DXP:

WordPress

La opción más cómoda de traducir una página en WordPress es mediante el plugin más conocido a escala mundial: el WPML. Con el plugin WPML y AT Language Solutions podrás hacerlo de una forma rápida y sencilla, ya que, una vez instalado en tu página web, solo tendrás que activar los servicios de traducción de AT Language Solutions y enviarnos el contenido para que este sea traducido por nuestros traductores profesionales. Con este plugin, puedes convertir tu página web en multilingüe sin conocimientos técnicos o de programación.

Si te interesa y quieres beneficiarte de las mejores tarifas de traducción, puedes adquirir el plugin a través de este enlace.

Adobe Experience Manager

Si tienes una web en AEM, puedes utilizar nuestro conector nativo. En AT Language Solutions somos socios de Adobe y distribuimos en exclusiva este plugin, que automatiza el proceso de traducción y lo simplifica al máximo.

El conector nativo de AT Language Solutions te permite filtrar y seleccionar el contenido a traducir, enviar el contenido directamente a nuestro equipo de traductores profesionales y, una vez finalizada la traducción, recibirla de nuevo en tu sitio web.

Magnolia

¿Tienes una web con la digital experience manager (DXP) Magnolia? Gracias a nuestro conector nativo, podrás traducir de forma fácil, sencilla y profesional los contenidos de tu sitio web.

Integración CMS

Independientemente del gestor de contenidos que tengas o de la DXP, disponemos de una solución automatizada de conexión remota (AT-RTS) con nuestros traductores profesionales que optimiza al máximo el proceso de traducción.

Podrás solicitar la traducción directamente desde tu CMS (también desde tu DAM o PIM), sin necesidad de preocuparte por los formatos de archivo o tener que hacer un seguimiento de las distintas versiones. Recibirás una traducción profesional de calidad y lista para publicar directamente en tu plataforma.

La mejor opción: un software con tecnología proxy

La solución más automatizada existente en el mercado es el AT Website Translator, un software con tecnología proxy que detecta automáticamente el contenido a traducir y lo envía directamente a nuestros traductores profesionales. Sin necesidad de que el usuario seleccione el contenido a traducir. Una vez finalizada la traducción, el AT-WST publicará el contenido traducido en todos los idiomas en la web… ¡y con el SEO internacional optimizado!

No importa cuánto contenido generes en tu web; con el AT-WST siempre tendrás tu sitio web actualizado y traducido a todos los idiomas que necesites. ¡Solo tendrás que preocuparte de redactar contenido en un único idioma!
Para ser honestos, este método es bastante más costoso, pero mucho más eficiente. Cabe destacar que es especialmente recomendable para grandes corporaciones con páginas web dinámicas.

En definitiva, si quieres traducir tu sitio web de forma profesional y de calidad, ¡escríbenos! Estudiaremos tu web y te ofreceremos la mejor opción.