Cómo la localización puede mejorar la experiencia de compra en las empresas

Cómo la localización puede mejorar la experiencia de compra en las empresas

No es la primera vez que hablamos de la localización y de cómo sirve de ayuda a las empresas para mejorar. Las tiendas online cada vez ganan más notoriedad y cada día son más las empresas que usan este tipo de plataformas para vender sus productos y expandirse internacionalmente. Hoy intentaremos focalizar un poco más este tema y vamos a hablar de cómo la localización puede mejorar la experiencia de compra.

De todos es conocido que las compañías que utilizan e-commerce aumentan sus ventas y mejoran su reputación, pero no es tarea fácil. Es necesario estar pendientes de muchos factores y depende de cómo se haga la localización, incluso puede conllevar la pérdida de clientes. La experiencia de compra es un método que surge para mejorar la forma en la que los visitantes interactúan en el sitio web. De este modo, puede saberse si los usuarios encuentran fácilmente el contenido que están buscando o si, por el contrario, abandonan el sitio sin realizar ninguna compra.

¿Cómo conseguir que el cliente no abandone la compra?

Para que la venta sea fructífera, existen una serie de pasos que deben plantearse desde el principio y que deben seguirse para que la visita del usuario sea satisfactoria:

  • Diseño atractivo: tal y como reza el dicho, «se come con los ojos» y en un sitio web, debería emplearse la misma filosofía, ya que un buen diseño es el escaparate que hará que el público desee entrar o no en la página. No importa lo buenos que sean tus productos, ya que si el diseño de la web no es atractivo, los usuarios difícilmente se interesarán por ellos.
  • Velocidad: si tu página web no carga con rapidez, de nada te servirá contar con un buen diseño que sea atractivo. Si el cliente debe esperar demasiado tiempo, puede que llegue a cansarse y que decida abandonar la compra.
  • Navegación: para finalizar el proceso de compra, el sistema redirigirá al usuario a distintas páginas, como por ejemplo el carrito de la compra, la introducción de los datos de facturación, la validación final, etc. Si estos enlaces no están perfectamente anclados y no se redirige al usuario donde toca, se producirá la pérdida de ese cliente. Por eso, es muy importante que la navegación y la estructura de la página web estén bien organizadas y que el proceso pueda completarse en el mínimo de pasos posible.
  • Idioma: si hablamos de ampliar mercados, es imprescindible que la página web esté en el idioma de los consumidores. Además, no solo es válido para los mercados extranjeros. Como ya comentamos en el post anterior, el turismo es un factor clave a la hora de invertir en nuestro país, ya que muchos de los turistas que nos visitan puede ser que deseen comprar algo online que hayan visto previamente a su viaje; si la web está en su idioma, facilitará mucho más esa posible venta.  

¿En qué ayuda la localización a mejorar mi sitio web?

En el punto anterior hemos visto que para llegar a más gente hay que tener el sitio web traducido a varios idiomas o de nada servirá trabajar en todo lo demás. El reto se plantea cuando no solo se trata de traducir, sino que también hay que saber adaptar los contenidos y hacerlos apropiados para su correspondiente mercado; de ahí la importancia de la localización.

Los productos de la tienda online serán los mismos en todo el mundo, pero la manera como se transmita el mensaje es lo que marcará la diferencia. No es lo mismo vender un producto en España que hacerlo en China o en los Emiratos Árabes. Cada país tiene su propia manera de expresarse, su cultura, sus normas…

Estos son algunos elementos que deben adaptarse para lograr tener el sitio web bien localizado:

  • Contenido: tan importante es el contenido de la página web como la manera de traducirlo. Y si no, que se lo pregunten a la marca KFC, cuando tradujeron su eslogan «Finger lickin’ good» en China como «Cómete tus dedos», algo que no tuvo gran aceptación debido a su cultura y a sus costumbres. La localización influye en este apartado, ya que dependiendo del país, es probable que haya que adaptarlo agregando o quitando contenido. Muchos países son susceptibles a según qué tipo de publicidad, por eso hay que programar la web para adaptar el contenido y hacer que ciertas cosas aparezcan distintas en unos países u otros.
  • Condiciones de uso: antes de finalizar cualquier compra hay que aceptar los términos de uso. En este apartado es interesante contar con un profesional especializado en traducción jurídica que entienda de leyes, política de privacidad y condiciones de cada país.
  • Otros factores: los pagos, la atención al cliente y la logística también son factores clave para una buena localización. Es importante que en el método de pago aparezca la moneda del país para transmitir seguridad y confianza al consumidor, del mismo modo que una buena atención personalizada hará que se sienta comprendido y escuchado ante cualquier duda que se le plantee. En cuanto a la logística, deberán tenerse en cuenta los plazos de entrega, impuestos, proforma… que pueden variar en función del país.

Cada vez son más las empresas que confían en los profesionales de la traducción para localizar su sitio web y mejorar la experiencia de compra del usuario. Sabemos que cada empresa tiene sus valores y su manera de transmitirlos al público es única.

En AT Language Solutions contamos con un gran equipo de traductores nativos y especializados y soluciones tecnológicas de traducción de contenidos dinámicos que se adaptan las necesidades del cliente. Si necesitas asesoramiento para saber qué método se adapta mejor a tu empresa, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Te ayudaremos a encontrar la mejor solución.

info

Traduce tu web fácil y rápido, directamente desde el gestor de contenidos CMS que ya utilizas

Tenemos soluciones especificas para todos los CMS. Más información
Cerrar menú