AT LANGUAGEWORLD

¿Cómo impacta una buena traducción en mi empresa?

Buena traducción

Cuando hablamos de cómo impacta una buena traducción en tu empresa, nos referimos evidentemente a los beneficios de una traducción profesional y de calidad. Si la traducción no es buena, puede ser peor el remedio que la enfermedad y, lejos de ayudarte, podría dañar tu imagen de marca. ¡Algo que jamás debe ocurrir!

Por eso la importancia de confiar siempre en una traducción profesional. Debemos alejarnos de los “cuñados” bilingües y de los traductores automáticos gratuitos si lo que queremos es obtener un resultado profesional.

Y es que traducir no es, simplemente, trasladar una palabra de un idioma a otro. Para realizar una buena traducción es necesario conocer muy bien la cultura de origen y la de destino. Solo así es posible evitar errores imperdonables. De ahí la importancia de confiar en traductores nativos profesionales para realizar cualquier traducción.

 

Una mala traducción puede arruinarte

Kyle Wiens, CEO de una empresa tecnológica americana, escribió en 2013 en el blog de Harvard Business Review: “Your company is only as good as your writing”. Es decir, una empresa se mide por la calidad de su escritura. Argumentaba que es muy difícil confiar en una compañía que no presta la debida atención a detalles tan esenciales como la manera de comunicarse con sus clientes y proveedores.

Las compañías que funcionan buscan textos y palabras que inspiren. Se dan cuenta de que una palabra no es lo mismo que otra, de que no se pueden decir las cosas de cualquier manera. Y es que los buenos textos reflejan cualidades imprescindibles: paciencia, reflexión, calidad, atención a los detalles, búsqueda de la belleza formal.

Redactar correctamente en la lengua de origen es tan importante como la traducción que se realice a la lengua de destino. Un texto tratado por un traductor automático como Google o DeepL y corregido por el “cuñado” que habla perfectamente inglés no resulta profesional ni natural. Eso es porque conocer una lengua no significa saber traducirla. Sin duda, una interpretación de un texto extranjero hecha por alguien que no es un profesional de la traducción tendrá inexactitudes y fallos culturales imperdonables.

Los textos mal redactados y/o mal traducidos generan absoluta desconfianza y asustan a nuestros futuros clientes. Lo que, por supuesto, impactará negativamente en nuestra imagen de marca.

 

Beneficios de una buena traducción

Una traducción debe ser fiel al texto original, ha de cumplir el mismo propósito, generar idéntico impacto y transmitir todos los matices e intenciones. Esto solo se consigue con una traducción profesional. ¿Necesitas más razones? Te enumeramos solo unas cuantas.

Enamorarás de verdad a tus futuros clientes

El empresario que invierte tiempo y dinero en internacionalizar su negocio (campañas de marketing, comunicaciones, Google Ads, adaptar la web corporativa, etc.), pero pretende ahorrar en las traducciones de esos originales, está tirando el dinero. Una buena traducción es el broche de oro y es esencial para hablarle al cliente en su idioma materno, en el que ha crecido, en el que se siente cómodo y en el que se expresa diariamente.

Tu cuenta de resultados crecerá exponencialmente

Una de las claves del éxito de una empresa (sea grande o pequeña) es rentabilizar al máximo cada euro que invierta. Confiar en una agencia de traducción profesional no es caro. Sobre todo, si lo comparas con el coste que te supone una mala traducción. El dinero que inviertas en una buena traducción te ayudará a atraer a nuevos clientes y volverá multiplicado a tu cuenta de resultados. Una buena traducción, sin duda alguna, te ayudará a mejorar tu negocio.

Google te posicionará mejor

¿Sabías que el “Dios” Google penaliza las páginas que usan contenido traducido de forma automática? Por tanto, la mejor forma de asegurarte de que no tendrás problemas con el SEO al traducir tu web o tu tienda online es confiar en una de traducción profesional. No es solo una cuestión de imagen: Google premia una buena traducción y castiga la mala. Incluso, en determinados casos, puede considerar fraudulentos los textos con muchos errores. Este buscador, a la hora de posicionar los contenidos, tiene en cuenta lo que significa cada oración y no solo las palabras clave, como hacía antes.

Eso significa que una buena traducción web tendrá una mejor posición en Google que una web con errores de redacción o traducción. Este nivel de calidad nunca lo conseguirá una traducción no profesional (realizada por nuestro famoso cuñado).

 

Si quieres asegurarte de que tus traducciones sean de calidad, la mejor opción es confiar en una empresa de traducción. En AT Language Solutions contamos con una sólida experiencia, de más de 22 años ayudando a las empresas a internacionalizarse, con traductores nativos profesionales repartidos por todo el planeta Tierra. ¿Hablamos?

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments