AT LANGUAGEWORLD

El uso de chatbots, imprescindible para reforzar la imagen de la marca

Llevamos días hablando de lo que las nuevas tecnologías pueden lograr en las empresas. Las aplicaciones y la inteligencia artificial están avanzando mucho en estos últimos años y están ayudando a las empresas a alcanzar sus objetivos en este mundo tan competitivo. En el post de la semana pasada, hablamos de las ventajas de la localización para mejorar la experiencia de compra del usuario, pero no hablamos de un tema importante que está en auge y que seguro que a más de uno le ha llamado la atención cuando ha entrado en un sitio web, que son los denominados chatbots o robots conversacionales.

 

Muchos habrán oído hablar de este término, pero no saben realmente su significado. Un chatbot es una tecnología que incorpora sistemas de inteligencia artificial y que permite al usuario poder entablar una conversación con un programa informático en tiempo real, como si lo estuviera haciendo con una persona.

  • ¿Para qué sirven?: Su función es resolver dudas comunes que el usuario pueda tener sin ninguna limitación de horarios, ya que están operativos las 24 horas del día.
  • ¿Cómo funcionan?: Al ser un sistema de inteligencia artificial, memoriza y aprende preguntas y respuestas típicas, así como los gustos y preferencias de cada uno, los almacena y los adapta a las necesidades del cliente. Por ejemplo, si un usuario suele comprar artículos relacionados con la informática, al entrar en sitio web, el chatbot le recomendará productos acorde con sus intereses basados en su historial.

 

¿Por qué es bueno usar esta tecnología?

 Ahora que ya sabemos qué es y para qué sirve, vamos a ver por qué es importante el uso de este tipo de estrategia:

  • Realiza la función de atención al cliente: En cualquier negocio, es esencial entablar una relación con el cliente. Estos programas van a ser la primera imagen que el usuario tenga de la empresa, así que es primordial que el usuario se sienta acompañado en el proceso y según las respuestas dadas, puede ser la causa de la compra o el abandono. Además, significa un ahorro de costes, ya que no es necesario cubrir los distintos turnos del día para que haya alguien siempre disponible para responder a las preguntas.

 

  • Disminuye la pérdida de clientes potenciales: Está demostrado que el tiempo que transcurre entre que un usuario rellena el formulario y la empresa se pone en contacto con él puede ocasionar la pérdida del cliente. Con el uso del chatbot, disminuimos ese porcentaje, ya que la respuesta es inmediata.

 

¿Cuánto cuesta la creación de un chatbot?

Llegados a este punto, ya sabemos algo más de los chatbots y de cómo usarlos en nuestra estrategia de negocio. Ahora viene la pregunta más importante que cualquier empresario debe hacerse: ¿cuánto va a costar implantarlos?

Esta pregunta no tiene una única respuesta ya que son muchos los factores que influyen y que marcan la diferencia entre un precio y otro. Lo que se quiera invertir dependerá de estos dos puntos:

  • Desarrollar la tecnología: No hace falta decir que, sin este punto, nada de esto tendría sentido porque, gracias a la tecnología, es posible realizar este tipo de interacción con el usuario. Antes de tomar cualquier decisión, lo primero que hay que plantearse son las características que va a tener. Para ello, es necesario un desarrollo previo en un entorno de pruebas, para ver su funcionamiento y rectificar los errores que puedan surgir, antes de pasarlo a la fase de producción y de desarrollo para perfeccionarlo. Todo esto conlleva una inversión y dependiendo del software que se use para desarrollarlo, tendrá un coste u otro. También variará en función de si el desarrollo se lleva a cabo en la empresa o se subcontrata.

 

  • Entrenamiento lingüístico: Conseguir simular el trato con una persona no es tarea fácil. Igual que a las personas cuando empiezan a hablar, lo primero que hay que hacer es entrenar al motor para que el robot responda de manera natural. La primera dificultad con la que nos encontraremos es la cantidad de textos que se deben introducir para mejorar la calidad del lenguaje. A mayor cantidad de palabras, mayor será el coste, pero estará mejor entrenado y mejor será la interacción con el usuario. No podemos pasar este punto sin hablar de la cantidad de idiomas que se le van a introducir. La semana pasada hablamos de la importancia de tener el sitio web bien localizado para llegar a mercados internacionales; si vamos a usar un chatbot, es lógico que tenga el mismo comportamiento que el sitio web y que lo entrenemos en distintos idiomas para que cualquier usuario del mundo obtenga respuestas en su idioma nativo. Todo ello aportará un valor añadido a la empresa y a la marca, si se implementa.

 

En AT Language Solutions, unimos tecnología y lingüística y contamos con una larga trayectoria implementando traducción automática gracias al entrenamiento de motores de traducción neuronal, también para clientes o dominios específicos. Además, contamos con una «fábrica» de software propia capaz de desarrollar la tecnología necesaria para cada necesidad de traducción.

Si tú también quieres que tu página web hable todos los idiomas, o te estás planteando integrar traducción con inteligencia artificial en tu empresa, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Si no estás seguro de cuál es la solución para ti, estudiaremos tu caso y te ofreceremos una propuesta a medida.