AT LANGUAGEWORLD

¿Por qué necesitas una auditoría web a nivel lingüístico?

Auditoría web

¿Quieres mejorar los contenidos de tu web? ¿Has traducido la web a varios idiomas y la página del idioma de origen ha ido cambiando y no estás seguro de que los contenidos sean los mismos en todos los idiomas? ¿Tu empresa realizó una traducción interna y quieres comprobar si la calidad es la deseada? Te contamos qué es y para qué sirve la auditoría web a nivel lingüístico.

Antes de empezar, ¿qué es una auditoría web?

Si quieres que tu empresa crezca y aumente sus ventas debes conquistar nuevos mercados, lo que implica, obviamente, tener una web traducida a varios idiomas. Pero no todo vale, ya que los textos mal redactados y/o mal traducidos generan absoluta desconfianza y asustan a los futuros clientes. Esto, por supuesto, impactará negativamente en la imagen de marca de tu empresa.

Redactar correctamente en la lengua de origen es tan importante como la traducción que se realice a la lengua de destino. Un texto tratado por un traductor automático como Google o DeepL y corregido por el “primo o el “cuñado”, que hablan inglés, no resulta profesional ni natural. Y es que conocer una lengua no significa saber traducirla. Sin duda, una interpretación de un texto extranjero hecha por alguien que no es un profesional de la traducción tendrá inexactitudes y fallos culturales evidentes.

Las empresas que generan muchas conversiones y que quieren captar clientes a través de sus páginas web, buscan textos y palabras que inspiren. Se dan cuenta de que una palabra no es lo mismo que otra, de que no se pueden decir las cosas de cualquier manera. Y es que los buenos textos reflejan cualidades imprescindibles: paciencia, reflexión, calidad, atención a los detalles, búsqueda de la belleza formal.

Llegados a este punto, pensarás: “Vale, me queda claro que una web mal redactada puede arruinar mi imagen corporativa, pero ¿qué es una auditoría web?”

Sabemos que el concepto “auditoría” te suena a inspección de Hacienda, ¡pero (por suerte) no tiene nada que ver!

Un equipo de profesionales multidisciplinares (lingüistas, copywriters y expertos en marketing digital) comprobará la calidad de los textos en el idioma de origen, la traducción y localización de tu sitio web y verificará que esta se corresponda con las expectativas de los lectores de los mercados a los que te diriges.

Mientras que la traducción se basa en trasladar el contenido de un texto de una lengua a otra, la localización va más allá e implica una dimensión cultural, pues consiste en adaptar un producto o servicio a un mercado concreto (se adaptan gráficos, eslóganes, formatos, colores, etc.). Por ejemplo, una web destinada al público inglés del Reino Unido tendría dificultades para encajar en el mercado japonés. Se debería traducir y adaptar el formato, los gráficos y los mensajes a culturas diferentes para que el resultado fuera el esperado.

Beneficios de unos contenidos lingüísticamente correctos

Tanto el texto de origen como las páginas traducidas deben cumplir el mismo propósito generar impacto e interés. Esto solo se consigue con unos textos redactados de forma coherente y gramaticalmente correctos y con una traducción profesional. ¿Necesitas más razones? Te enumeramos solo unas cuantas.

 

Tu futuro cliente caerá rendido

El empresario que invierte tiempo y dinero en internacionalizar su negocio, pero pretende ahorrar en la calidad de los textos y las traducciones de la web, está tirando el dinero. Porque los resultados no van a ser los esperados. Unos textos bien redactados deben ir acompañados de una buena traducción, que es el broche de oro y es esencial.

 

Aumento de los beneficios

Teniendo en cuenta que unos textos mediocres o una traducción de mala calidad pueden arruinar tu negocio, confiar en una empresa de traducción para que realice una auditoría web y te ayude a mejorar en todo lo que sea preciso, no te resultará caro comparado con la opción de fracasar. El dinero que inviertas en asegurarte unos textos de calidad te ayudará a atraer a nuevos clientes y volverá multiplicado a tu cuenta de resultados. No suena mal, ¿verdad?

 

Google te compensará

¿Sabías que el “todo poderoso” Google penaliza las páginas que tienen contenidos y traducciones de mala calidad? Por lo tanto, para asegurarte de que atraes a Google, debes apostar por tener una redacción y una traducción inmaculadas. Google premia las webs con contenidos y traducciones de calidad y castiga las que no lo tienen. Así de simple y así de complicado.  Este buscador, a la hora de posicionar los contenidos, tiene en cuenta lo que significa cada oración y no solo las palabras clave, como hacía antes.

 

La auditoría web te ayuda a brillar

Cuando se lleva a cabo una auditoría web y se aplican las modificaciones oportunas sugeridas por nuestros expertos, las mejoras se ven rápidamente tanto a nivel de posicionamiento en los buscadores como en la conversión de visitas en clientes.

Y ahora te toca a ti:

¿Quieres una auditoría web?

Déjanos aquí tus datos para que podamos contarte cómo conseguir que los contenidos de tu web conquisten el corazón de tu público objetivo.

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments